lunes, 1 de enero de 2018

Life, 2017



Mira que no hay películas del espacio con seres extraterrestres que tienen mala baba... y la gente no aprende, no, siguen yendo a por ellos.

Estación espacial internacional. Un grupo de astronautas están alegremente en ella. Han recuperado unas muestras de Marte, que uno de ellos analiza en el laboratorio.

Y aquí comienzan los sinsentidos: una de las muestras es una célula, que quieren estimular para ver si "revive" o qué pasa. Así que aislan el laboratorio. Claro. Lo aislan pero dejan como una docena de conductos de ventilación abiertos, el astronauta utiliza guantes de goma en plan incubadora, sin más, ni mascarilla ni historias. Cuando la célula responde y empieza a crecer y moverse y reaccionar a estímulos, no tienen ningún protocolo de seguridad. Cuando la cosa degenera en esa especie de blandiblú con tentáculos y agarra al astronauta que la está estudiando, en lugar de dejar las cosas como están y sacrificarle por el bien común no, abren la escotilla y ale, ancha es Castilla.

Lo gracioso es que se sorprenden de que el bicho ese sea más inteligente que ellos... viendo lo que hacen y lo que no hacen, hasta una cría de gamusino es más inteligente que todos ellos juntos.

Y después, lo típico, con musiquilla de intriga y tal, el bicho va cargándose a la tripulación.

El final no lo digo por si alguien quiere verla, cosa que no aconsejo, pero bueno, para gustos....



2 comentarios:

Margari dijo...

Tipo Alien entonces... La dejo pasar, que son pelis que no terminan de gustarme.
Besotes!!!

Osheaa dijo...

Exacto, un clon de tantas otras

Bicos