viernes, 5 de enero de 2018

Año nuevo y todas esas cosas


Se supone que estos días es cuando nos hacemos propósitos para el año que comienza. Normalmente son cosas tipo: dejar de fumar, ir al gimnasio, aprender un idioma.... Yo, sinceramente, creo tanto en los propósitos de año nuevo como en el amor fraternal de las navidades, es decir, nada de nada. Ambas son cosas puntuales, a las que la mayoría de la gente se ve arrastrada y siente casi como algo obligatorio.

Así que, al igual que no me imbuí del espíritu navideño, no me hago propósitos para este año. De hecho, he empezado a dejar de sentir ilusión por un cambio de fecha, porque es sólo eso, un cambio de fecha, como cambiar de un día al siguiente. Supongo que me estoy amargando con la edad :)

Aún así, te cuento: hoy me ha tocado análisis de sangre y sorprendentemente ha ido genial (ya sabes que tengo una enorme aprensión a agujas en vena). Me ha quedado más marca del esparadrapo que del pinchazo.

Más cosas y puede que te rías al leerlo, pero el lunes empiezo a practicar tai chi (o taichi). Me han pasado un vídeo con ocho pasos muy básicos y empezaré por ahí, a ver qué tal.

Y creo que, después de varios meses, puedo declarar oficialmente que ya no me muerdo las uñas. Sí, las mordía, no soporto mis uñas largas. Ahora las tengo cortitas, pero sin estar mordisqueadas, en cuanto empiezan a crecer un poco, saco las tijeras de manicura y les doy un repaso.

Sigo con el sueño bastante alterado, pero voy teniendo rachas de un número aceptable de horas, así que por ese lado, también es todo positivo.

Y nada más. A esperar resultados y consultas.

2 comentarios:

Margari dijo...

Creo tanto en los propósitos de año nuevo, que no tengo ninguno para este año...
Y a propósito del taichi, ¿sigues en el gimnasio? Cotilla me ha quedado la pregunta...
Besotes!!

Osheaa dijo...

Sigo en el gimnasio, aunque llevo una racha en la que no puedo hacer cosas a nivel intenso, pero sigo :)

Bicos!