lunes, 4 de diciembre de 2017

La llama sagrada, 1942


Mira que me gustan a mí las películas de Spencer Tracy y (sobre todo) Katharine Hepburn. Pues esta es la excepción. Las peores interpretaciones que les he visto en mi vida. En serio. Rígidos, acartonados, parecía que hicieran una parodia de actuación, exagerando cada gesto, cada mirada.

La historia en sí tampoco es que sea muy interesante, la muerte de un hombre que es ejemplo para todo el mundo, de puertas para afuera pero que ocultaba un gran secreto de puertas para adentro. Tracy es un periodista/escritor que admira a tan magno ser humano y Hepburn es la no muy atribulada viuda.

4 comentarios:

Margari dijo...

Siempre se pincha con alguna peli. Por cierto, ¿cuál es?
Besotes!!!

osheaa dijo...

Uf, que se me coló poner el título, ahora mismo edito. Es La llama sagrada :)

Gracias por el aviso

Bicos

Margari dijo...

Me dejaste con la intriga. No recuerdo haberla visto, pero ya veo que no me pierdo mucho esta vez.
Besotes!!!

osheaa dijo...

No, no te pierdes gran cosa, de todas formas, si te pica la curiosidad, puedes echarle un vistazo, entenderás lo que quiero decir con las actuaciones.

Bicos