miércoles, 1 de noviembre de 2017

The good doctor



Es una serie de hospitales, como su nombre indica.  Lo que tiene de novedoso es que su protagonista es un joven autista, que ha estudiado medicina y quiere ser un buen cirujano.

Sólo vi los dos primeros episodios, que me han gustado mucho. Al mismo tiempo que muestra su llegada al hospital donde va a hacer su internado (o como se llame), vamos viendo fragmentos de su infancia y los problemas a los que se tuvo que enfrentar a causa de su autismo.

A veces da un poco de angustia, porque piensas "vamos, di tal o cual cosa", pero precisamente no puede decirla porque es autista y su relación con el mundo no es la misma que la mía o la tuya.

Supongo que con el tiempo irá degenerando, como sucede con casi todas las series, pero de momento es muy interesante.

Hay algo que me ha parecido muy surrealista: los quirófanos tienen paredes de cristal. Es decir, tú vas por ahí caminando, miras hacia un lado y ves a cuatro o cinco médicos alrededor de un paciente anestesiado, sacándole los higadillos. Ale. Yo, si fuera cirujana, me sentiría muy presionada al estar tan expuesta, la verdad.

Pues eso, si te animas, te la recomiendo. Ya me contarás. O no.

2 comentarios:

Margari dijo...

No creo que me anime. No suelo ver series de hospitales. Creo que salvo House, no he visto ninguna. Al menos que recuerde ahora mismo...
Besotes!!!

osheaa dijo...

Es de la misma productora que House e incluso he leído que hay quienes las comparan, House era de personalidad ácida, este muchacho es autista, su comportamiento puede parecer frío, distante e incluso irritante...

Pero si no te apetece, seguro que tienes tropecientas cosas en lista para ver :)

Bicos!