sábado, 11 de noviembre de 2017

La celestina, 1996


Inmensa Terele Pávez en el papel de Celestina. El resto de actores y actrices, teniendo en cuenta el guión, pasables. Lo peor, Calixto y Melibea. Menos mal que tienen pocas escenas. El se pasa el tiempo en plan pagafantas y ella con cara de estreñida.

La historia, bueno, ya la sabes, Calixto se enamora hasta las trancas de Melibea y acude a Celestina para que le ayude a conseguir su amor (mentira cochina, lo que quiere es  llevársela al huerto, literalmente, ya que yacen en el huerto de la muchacha). Y final trágico, por supuesto.

Tengo que confesar que no leí la novela. Así que no sé si la adaptación es aceptable. Dudo mucho que Fernando de Rojas escribiera tantas escenas subidas de tono (y muy subidas de tono, por cierto). Lo cual me recuerda una cosa que me llamó la atención: en los desnudos se censuraban los genitales, mediante el emborronamiento, con lo cual veías a Maribel Verdú yaciendo en la cama, esperando a que Jordi Mollá se decidiera a entrar a matar (es una forma de hablar), con un borrón entre las piernas. Supongo que será cosa de la versión que he visto.

Fuera de la interpretación de Terele Pávez, la película es absolutamente olvidable, mucho fornicar, mucho pecho femenino al aire y poco más.

Penélope Cruz, en mi humilde opinión, un desastre en el papel de Melibea. El final de su personaje, más insulso que el queso fresco desnatado y sin sal.

2 comentarios:

Margari dijo...

He intentado verla pero no he podido. Exceptuando Terele Pávez, qué penosas las interpretaciones. No pude, no pude... Con lo que me gusta este clásico!
Besotes!!!

osheaa dijo...

Lo de Calixto y Melibea no eran interpretaciones, era algo incalificable, un horror. Coincido contigo.

Bicos!