viernes, 11 de agosto de 2017

Holding the man, 2015



No puedo decirte gran cosa acerca de esta película australiana, basada en la biografía que escribió uno de los protagonistas de la historia. No puedo ser objetiva. Tampoco subjetiva, por raro que suene.

No sabía muy bien de qué iba, tal vez si lo supiera no la habría visto, al menos no todavía.

Es una historia de lucha, de amor, de egoísmo, de separación, de prejuicios, de risas, de libertad, de muerte, de cuidados, de cariño, de lealtad, de infidelidad...

He llorado, pero no en las partes supuestamente lacrimógenas. He sonreído. Me he enfadado, mucho. He sentido ternura. He sentido impotencia.

Así que no puedo decirte nada de la película, ni bueno ni malo. Ni objetivo ni subjetivo. Supongo que esta es lo que se llama una reseña gallega, ni sube ni baja.

No hay comentarios: