domingo, 2 de julio de 2017

Un asunto pendiente, John Katzenbach


Al leer esta novela he pasado por distintos estados de ánimo. Primero interés, curiosidad, después enfado y por último, cabreo del gordo.  Me explico.

Finales de los años sesenta, un grupo de jóvenes encabezados por una mujer con mucho carisma, planea asaltar un banco, con el propósito de, con el dinero, montar una especie de grupo de acción que acabe con la sociedad actual y dé paso a un mundo mejor (bla, bla, bla, los ideales de la época, fuera a los cerdos capitalistas y los cerdos policías y jueces y políticos, bueno, ya sabes).

Pero algo sale mal y lo que iba a ser un atraco limpio y sin víctimas se convierte en una masacre. Y la cabecilla junto con una componente del grupo, consiguen casi escapar.... si no fuera porque la pareja que tenía como papel conducir las furgonetas para escapar, se asusta y se largan dejándolas plantadas. Como resultado, una de ellas muere y la otra pasa dieciocho años en prisión por ello.

Hasta aquí la parte de interés y curiosidad. Ahora viene la de cabreo. La cabecilla es puesta en libertad después de esos años y quiere vengarse de la pareja de cobardes que la dejó plantada y por cuya culpa fue detenida. La pareja se casó, tuvo hijos, prosperó, les va genial y todo eso.

Y resulta que pintan a la cabecilla del atraco como la mala. Es decir, les parece mal que la mujer les vea tan felices como perdices y quiera vengarse de ellos. Cuando ellos también formaron parte del grupo y además escaparon como cobardes, provocando una muerte más y su detención. Eso fue lo que me enfadó, que los "buenos" fueran esos. En mi humilde opinión, todos eran malos, unos y otros. Una por cabeza hueca y otros por cabeza huecas y además traidores a su gente.

Y ahora llega el momento del cabreo, que es el final. Una americanada de las más exageradas del mundo mundial. Un sinsentido. Vamos, que aparecen Rambo, Thor, Capitán América, Terminator, todos juntos y se quedan en pañales con el final de la novela. Vomitivo. Vamos, que no me gustó nada ese final.

Si no te importan los finales que arruinan una historia, léelo. Si no, pues piénsatelo dos veces.

4 comentarios:

vlankilla dijo...

Jo, que mal que te jodan un final. Este autor lo suelo ver como una apuesta segura, me gusta como escribe. Voy a borrar este libro de la lista de posibilidades para no llevarme el chasco.

osheaa dijo...

Pues sí. Haces bien :)

Margari dijo...

Pues me parece a mí que lo voy a dejar pasar tranquilamente...
Besotes!!!

osheaa dijo...

Creo que haces bien, la verdad.

Biquiños