viernes, 7 de julio de 2017

Los inmortales, 1986



Lo sé, lo sé, lo sé... Pero he tenido un día regulero. Esta mañana me han explorado partes de mi cuerpo que aún me duelen (y alguna aún sangra) y caray, eso me da derecho a ponerme todo lo pringosamente ñoña que me dé la gana. Ea.

Y sí, ya sé que las rodillas de Christopher Lambert no son precisamente las más bonitas del mundo mundial, más bien al contrario. Y que una nunca sabe hacia qué lado mira el muchacho, pero qué quieres, me gustan los hombres en kilt. Y me encanta el papel de Sean Connery en esta película. Y la banda sonora, de Queen.

Y porque me da la gana y ya está.

Un grupo de luchadores de todas partes y tiempos, casi inmortales, el casi es que sólo mueren si se les corta la cabeza. Están destinados a luchar entre ellos hasta que sólo quede uno. Y eso es todo. El malo maloso tiene su puntillo, eso es cierto, lo de llevar imperdibles adornando la cicatriz del cuello... Pues eso.

Que si no la has visto tampoco te pierdes nada. En su momento estuvo bien, pero es de esas películas que pierden bastante con el paso del tiempo. Ah, y lo que no te recomiendo que hagas nunca jamás es ver las secuelas, un horror.

Así que visto lo visto, mejor te escuchas la banda sonora. Y para ver a Lambert, si es de los que te alegran la vista, pues ves mejor Greystoke, la leyenda de tarzán, que es más entretenida que esta.

2 comentarios:

Margari dijo...

Ooooh, es verdad que a esta peli los años no le han sentado bien. Pero en su momento... No sé decirte cuántas veces la ví... Lambert me da igual, pero Connery... Ays, con esta peli se convirtió en mi debilidad...
Y la mejor canción de amor para mí! Who wants to live forever... Who wants to live foreeeveeeeeer...
Besotes!!!

osheaa dijo...

...foreeeeeveeeeer is our today... who wants forever anyway...

Biquiños