viernes, 14 de julio de 2017

Infiel, 2002

Eres una mujer aún hermosa, atractiva, deseable, que se va acercando a la mediana edad.

En casa tienes esto:


No sólo es un hombre que se pueda considerar atractivo, también es un padre abnegado, un esposo enamorado y un hombre con las ideas muy claras.

Fuera de casa te has topado con esto:


Veintitantos años, más salido que el pitorro de un botijo, atrevido, salvaje, sexy, ardiente, con él todo son risas y sexo, sexo y risas.

Entonces es normal que andes casi siempre así:


Y que además tengas que tomarte suplementos vitamínicos a tutiplén.

Pues sí, ella es una esposa y madre modélica en todos los sentidos, vive en su casita fuera de la ciudad porque es lo mejor para su hijo (que es un crío insoportable, por cierto) y se dedica a colaborar con buenas causas y ayudar en actos benéficos y bla bla bla "qué buena soy y qué buena estoy". Conoce por casualidad a un joven francés y empieza una relación extramatrimonial con él.

Y no voy a contar más, sólo decirte que el final es totalmente decepcionante. Es como si al hacer el montaje, se dieran cuenta de que sólo les quedaban dos minutos de metraje para colar el final, y ale, pusieran cualquier cosa. Pues no.


4 comentarios:

Isi dijo...

jajajja me parto de risa por cómo has contado el argumento.
No la he visto, pero bueno, no quiero ver cómo ponen los cuernos a Richard Gere, eso nunca!! jajajaa

osheaa dijo...

Pues si te gusta Richard Gere, en esta película está muy interesante (a mí no es que me guste especialmente, pero aquí tiene un puntillo el mozo)

Bicos

Margari dijo...

La vi hace años y ni fu ni fa... No es de las que volvería a ver.
Besotes!!!

osheaa dijo...

A mí me dejó fría el final.

Bicos