lunes, 17 de julio de 2017

Cruising, a la caza, 1980

Un asesino en serie de gays. Un policía que se infiltra en el "ambiente" intentando frenar el amontonamiento de cadáveres. No le gusta nada su trabajo, aunque poco a poco va entrando en "la onda" y llega incluso a tener problemas y pedir que le saquen de ahí.

El chico malo es muy maloso. Los  gays son muy ochenteros todos, con las gafas de espejo, el cuero y las gorras. Muchos traseros al aire. Y poco más.

Bastante trasnochada, la verdad, aunque supongo que en su momento debió ser todo un hito.

No hay comentarios: