domingo, 18 de junio de 2017

Manual de un tacaño, 2016


Me gustan las comedias francesas, así que suelo elegirlas cuando quiero pasar un rato agradable, sin más. Y normalmente suelen funcionar.

Esta vez ha sido una excepción. La primera parte tiene su punto, por así decirlo, con todas las artimañas que utiliza el protagonista para ir ahorrando en absolutamente todo. Pero después va pasando a lo absurdo de tan exagerado que se pone todo.

Por supuesto, la redención del protagonista viene de mano del amor. Tanto del amor romántico como el amor paterno filial.

Creo que el gran fallo, para mí, ha sido empezar siendo una comedia suave para querer pasar a lo grotesco pero sin querer perder de vista el punto inicial. Es decir, una mezcolanza de exageraciones, chistes fáciles y momentos divertidos que al final descolocan un poco.

Personalmente no te la recomendaría, pero ya sabes, cada cual tiene sus gustos.

2 comentarios:

Margari dijo...

Me parece que la voy a dejar pasar, que entre tanto pendiente por ver...
Besotes!!!

osheaa dijo...

No te pierdes gran cosa, así que adelante con tu lista de pendientes.