miércoles, 17 de mayo de 2017

Outlander, serie



Había leído la primera novela, Forastera, de Diana Gabaldón. Y me gustó. Highlanders, kilts, viajes en el tiempo a través de piedras ancestrales... vamos, para no gustarme! Así que me propuse leer el resto de la serie de novelas... pero no lo hice por miedo a eso que dicen de las segundas partes y tal.

Y la serie, pues al haberme gustado tanto la novela, pensé que por muy bien que la hicieran, no me gustaría. Pero me gustó. Mi error fue darme un hartón de episodios seguidos. Me saturé tanto que la dejé aparcada a saber hasta cuando.

A Jamie lo imaginaba menos "mono", eso sí. Más en plan greñas salvajes y un poco más de suciedad. En la serie es un crío pelirrojo muy lindo y limpio. La historia, salvo algunos detalles que me sorprendieron, bastante bien adaptada.

Total, que me ha dado ganas de volver a leer el primer libro y tal vez seguir adelante con toda la colección. Lo de la serie, de momento, queda aparcado.


Ahí está el mocetón, hecho un pincel a pesar de pasarse la vida embarrado y peleando con todo el que se le cruza por delante.

4 comentarios:

Margari dijo...

No termino de animarme con los libros. Son tantos... Y con la serie tampoco...
Besotes!!!

osheaa dijo...

Bueno, te queda más tiempo para otras cosas!

Bicos

Isi dijo...

Ay James Alexander Malcom MacKenzie Fraser, qué buenos ratos nos ha dado tanto en papel como en la pantalla :)))
La segunda temporada no me gustó "tanto", pero bueno...
En cuanto a los libros: los tres primreos te van a gustar. Luego se empieza a enrollar con bobadas y se hacen demasiado pesados. Pero, qué le vamos a hacer, llega un momento en que no puedes dejar de leerlos jejeje

osheaa dijo...

Este verano espero tener tiempo para lecturas y relecturas, entre esas últimas, la serie de Pendergast y el primero de Forastera, para después seguir. Miedo me da lo que me cuentas de que después cambia la cosa, pero bueno... los leeré igualmente :)

Bicos, Isi