sábado, 15 de abril de 2017

Fuera de carta, 2008





Una recomendación. Y a pesar de mi reticencia a ver determinado tipo de cine español, me fié. Y no me gustó nada de nada. Creo que no entiendo el humor español. Me parece todo un sinsentido, una estupidez, clichés del año de la polca, situaciones más propias del el Show de Benny Hill que de otra cosa.

Un chef homosexual, obsesionado por ganar una estrella Michelín, acosado por las deudas, tiene que hacerse cargo de sus dos hijos, a los que dejó con su madre para "salir del armario". A este personaje se le suma un vecino argentino, una ayudante que está siempre en celo, una cocinera a punto de dar a luz y un pinche (o algo parecido), que es más tonto que hecho de encargo.

Lo dicho, me ha parecido una suprema tontería. Seré yo, que tengo un sentido del humor raro o atrofiado...

2 comentarios:

Margari dijo...

Mi sentido del humor es igual, así que...
Besotes!!!

osheaa dijo...

Nada, nada, déjala pasar tranquilamente

Bicos