martes, 28 de marzo de 2017

Breverías


Qué grande y qué fría resulta la cama
durmiendo abrazado a tu ausencia.
A gritos mi cuerpo en la noche reclama
tu voz, tu soñar, tu presencia.

Francisco Alvarez Hidalgo


He entrado en ti y perdido la salida,
nunca mejor prisión, cripta o destierro;
no tengo noche ya, ni amanecida,
no importa el río, la ciudad ni el cerro,
ni quien de mí se acuerda, o quien me olvida,
ni si es mi copa de cristal o hierro.
Me reclino en tu fondo, me adormezco,
te desbordas en mí, te pertenezco.

Francisco Alvarez Hidalgo


Insaciable la piel te necesita.
Aún ignoro quién eres, pero estás.
Aún no sé donde, pero tu alma grita
con más fervor que lo hacen las demás.
Vendrás, te ubicaré, o encontraremos
un punto en convergencia
para ensayar propósitos extremos
que alguien juzgara excesos o demencia.

Francisco Alvarez Hidalgo
 

2 comentarios:

Margari dijo...

No lo conocía. Muy bueno. Apunto bien el nombre para buscar más cositas.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Tiene un montón de poemas, ya iré poniendo alguno más. Me lo encontré por casualidad, precisamente en las breverías.

Me alegra ver que te gusta.

Bicos