miércoles, 8 de febrero de 2017

Sobre la muerte y los moribundos, Elisabeth Kübler-Ross


Menudo título, ¿eh?. Pues mira, así, de entrada, te digo que ni se te ocurra leerlo. No lo recomiendo en absoluto.

Desde hace unos días, no sé el motivo, debo de emitir algún tipo de señal a los demás, sin darme cuenta, porque de repente aparecen personas que se preocupan mucho por mí y por mi estado anímico.

Y una de esas personas, insistió al principio muy amablemente y después con bastante presión, para que leyera este libro. Dijo que me ayudaría mucho y que a ver si así me sacaba "ese peso de encima" y "empezaba a vivir".

Así que en parte para darle gusto (es alguien que se preocupa sinceramente de mí) y en parte para que se quedara tranquila, pues me puse a leerlo.

Un horror. La autora parece ser que empezó a hacer un estudio sobre la gente moribunda, entendiendo eso no como los instantes previos a la muerte sino que son personas deshauciadas por los médicos, a quienes queda un tiempo limitado de vida. Como la autora explica, muchas de esas personas vivieron varios meses más después de las entrevistas con ellos y otras murieron unos días después de ellas.

Pues es todo muy deprimente, no le encuentro el punto positivo por ninguna parte. Y que en el comité ese de entrevistas estén clérigos tampoco es que sea un incentivo para mí. Historias tristes de soledad en la enfermedad, soledad en la muerte, diagnósticos equivocados, dolores, personas casi sin capacidad de comunicación, etc. Todo horrible.

Así que en lugar de animarme, me ha dejado de bastante bajón. Si con la edición de ese libro se quería animar a alguien (enfermos o gente cercana a ellos), han fallado estrepitosamente.

O puede ser que yo sea muy cerrada de mollera, o insensible o yo qué sé. Sea como sea, mi conciencia me impulsa a desanimarte siquiera a pensar en leer algo tan absurdo. Y digo absurdo porque no encuentro ninguna utilidad en lo que se cuenta, como no sea una autoalabanza "oh, hemos escuchado a los moribundos, qué maravilla, les hemos dejado hablar de lo que han querido".


2 comentarios:

Margari dijo...

No es una temática que me atraiga... Lo dejo pasar con toda tranquilidad. Y no, no creo que sea un libro para levantar los ánimos...
Besotes!!!

osheaa dijo...

Ojalá yo lo hubiera dejado pasar, pero insistió tanto y estaba tan preocupada... haces bien en ni acercarte :)

Bicos