lunes, 20 de febrero de 2017

Lunes, 20 febrero


Estoy un poco harta, la verdad. El año pasado fue horrible, así que esperaba que acabara de una vez por todas.

El 2017 no es que se estrenara precisamente genial, pero vamos, que yo seguía optimista. En lo que llevamos de año ha muerto una persona muy cercana a la familia, mi hermana ha empeorado (la verdad es que nadie esperaba que pudiera pasar de las navidades, pero ahí sigue, peleando), mi padre ha sufrido un percance que casi le deja sin un ojo, mi nano está cada vez más vago, he tenido un catarro que ha durado más de un mes....

Así que hoy he dicho "basta". Pasan cosas malas, sí. Pero no sólo me pasan cosas malas a mí, hay muchísima más gente que está peor que yo. Basta de pensar en lo malo, así que a buscar lo bueno, sea poco o mucho. Y me he puesto las pilas en el gimnasio. Que aún no estoy recuperada del todo, pero no voy a dejar que nada retrase mis metas.

También he decidido que antes de finales de marzo las guitarras de Carlos ya no estarán en casa. Bien porque encuentre a alguien que las quiera comprar o bien porque las done al centro Reto en caso de no encontrar comprador antes de la fecha que me he marcado.

También me harté de mi miedo al garaje. Así que metí el coche en la plaza. Una plaza amplia, sin muchos problemas. Lo malo fue sacarlo, que casi me quedo empotrada entre una columna y otro coche que estaba pacíficamente aparcado en su plaza. Así que en un par de días o tres, me pondré a practicar la entrada y salida del garaje.

Ha vuelto mi insomnio. Pues genial, más tiempo para leer y ver cosas que tengo en lista desde hace eones. O para lo que vaya surgiendo, me da igual.

Me he hartado, me he enfadado y no quiero volver al pesimismo. Si este año empieza mal, habrá que intentar sacar lo poco bueno que quede. Y si mejora, pues mira, estupendo. Estoy harta de lloriquear por las esquinas. Si luce el sol, a secar bien la ropa y si llueve, a saltar en los charcos. Yastabien!

6 comentarios:

Margari dijo...

La vida viene como bien. Y lo que hay que hacer es precisamente lo que estás haciendo ahora. Buscar lo bueno que te da y disfrutarlo y apreciarlo. Así que sigue así de enfadada!
Besotes!!!

osheaa dijo...

Pues sí, cansadita de sobrevivir en lugar de vivir. A disfrutar lo que pueda.

Bicos!

Isi dijo...

Aplausos y ovación unánime.

osheaa dijo...

Isi, no es para tanto, estoy haciendo lo que puedo, es que una se cansa de tanto estar triste, sabes? No tiene mérito :)

Bicos! Y gracias por aguantarme

Isi dijo...

Ya, pero es mucho más fácil dejarse llevar por el "todo lo malo me pasa a mí". Todos hacemos un mundo de nuestros problemas, yo la primera, y realmente si lo pienso bien hay otras personas que lo están pasando mucho peor. Hay que relativizar. Lo que te está pasando (a ti y a tu familia) ha sido y es duro, y tienes todo el derecho a quejarte, por eso es un gran esfuerzo el que haces de seguir adelante y pensar en lo bueno. Y de ahí los aplausos.

osheaa dijo...

En Galicia decimos "non é o mesmo doer que dóeme" (no es lo mismo doler que "me duele"). Lo de uno siempre parece "más", tanto para lo bueno como para lo malo. Pero el tiempo pasa y cada día es irrecuperable, así que cuando me pongo tontorrona, me digo que no hay que ponerse en lo peor antes de tiempo y que tengo que aprovechar el momento lo mejor posible, porque se escapa y no hay marcha atrás.

Además, sigo pensando que la vida son ciclos, de cosas buenas y de cosas malas, así que tarde o temprano me llegará el ciclo de cosas buenas. Y mientras, pues me alegro de las cosas bonitas que les pasan a los demás, que siempre es algo esperanzador.

Bicos!