jueves, 19 de enero de 2017

El manantial, 1949


Otra recomendación. Una película sobre ser fiel a uno mismo aunque eso signifique renunciar al triunfo fácil, sobre la ambición, sobre el poder de la prensa, sobre arquitectura, sobre dominar los sentimientos propios e intentar hacerlo con los ajenos y muchas cosas más.

Tiene una pega, en mi opinión, y es la rigidez y poca naturalidad de los personajes. Si has visto la serie Friends, seguro que te acuerdas de cuando Joey trabaja dando clases de interpretación y enseña cómo mirar al vacío con gesto intenso... Pues así están todo el rato. Tiesos y mirando al infinito. Bueno, ya ves la imagen que ilustra la entrada.

Es interesante, no obstante, cómo juegan con el poder de los sentimientos los dos protagonistas, queriendo siempre demostrarse uno que es más fuerte que el otro o que le puede hacer más daño.

Hay acciones a las que no les encuentro sentido, la verdad, sobre todo la del final, que el marido haga lo que hizo simplemente por rendirse antes de tiempo en una lucha en la que decidió cambiar de bando a mitad de la contienda. No puedo darte más detalles porque sería un spoiler de los grandes.

Y la escena final, bueno, es muy gráfica.


2 comentarios:

Margari dijo...

No recuerdo ahora mismo haberla visto. Voy a tener que buscarla, pese a esa falta de naturalidad de los personajes. ¿Y te puedes creer que nunca he visto Friends? No me preguntes por qué pero es de esas series que nunca me han llamado la atención.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Puedo creerlo, claro que sí, con la de cosas que siempre hay que ver... Fue una serie que me gustó mucho en su momento pero que creo que si volviera a verla, no sería tan fresca como la primera vez.

Bicos, Margari