domingo, 9 de octubre de 2016

Muñecas rotas, James Carol


Para empezar, te diré que me ha gustado. Una novela de asesinos en serie. El protagonista es un poco cretino, tipo Sherlock Holmes, en plan conocer a alguien y soltarle "usted es pintor de brocha gorda y acaba de llegar de la calle Sardinas número 15, donde ha estado montando una estantería de cinco baldas. Ah, y además le gustan los mejillones en salsa de vieira más que en escabeche" o algo similar. Y después lo explica porque a lo mejor el pintor ha movido la mano de tal forma o lleva una mancha en forma de lata de mejillones en salsa de vieira o yo qué sé. Pero en plan bien, ¿eh? Que suena como muy pedante, pero sólo lo es un poquito.

Y lo de asesino en serie no es totalmente cierto, porque no mata a sus víctimas, sino que las secuestra, las tiene un intervalo de tiempo con él (entre mes y medio y tres meses), les da de comer, de beber, vestido, aseo, torturas varias, maquillaje y cuando se cansa o parece cansarse, pues las lobotomiza.

Respecto a la lobotomía el autor (por boca de un especialista al que consulta la policía), hace un breve relato histórico de dicha técnica. Consulté a san Google y es tal cual cuentan.

Pues este no-asesino en serie ha secuestrado a otra muchacha, así que la policía de Londres pide ayuda a un experto ex-agente del FBI para que les ayude.

La historia tiene dos vertientes: la investigación y la última mujer secuestrada. Van alternando capítulos de cómo se desarrolla todo con el protagonista y sus amigos policías con cómo el no-asesino contacta con la víctima y lo que le hace después (desde el punto de vista de la mujer).

Me ha gustado, me ha entretenido, he aprendido cosas y al acabar la lectura, he sentido satisfacción por los ratos pasados leyendo.

Y sí, es preocupante que últimamente no haga más que leer sobre asesinos, asesinatos y cosas por el estilo, pero es lo que me llama últimamente.

2 comentarios:

Margari dijo...

Es que estas novelas siempre entretienen mucho. Ahí con la tensión, la intriga... Tendré que conocer a este personaje tipo Sherlock HOlmes.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Conste, que yo no soy capaz de leer las novelas de Sir Arthur Conan Doyle porque no soporto a Sherlock Holmes. Pero curiosamente, el protagonista de esta novela no es que me caiga bien, es que me la la impresión de "que le entiendo". Más curioso es que me encante la serie Sherlock (la de Benedict Cumberbacht o como se escriba). Ese Sherlock y ese Watson sí que me caen bien.

Biquiños