miércoles, 26 de octubre de 2016

Forever, serie



Si antes te decía que Bull me recordaba a Miénteme, Forever me recuerda a la pelicula Los inmortales. Y digo la pelicula porque las que se hicieron después son un fiasco.

El protagonista de Forever no es que no muera, es que resucita. Lo matan o se muere (según la ocasión) y siempre regresa de la misma forma: totalmente desnudo en el fondo del río. Eso le trae problemas, claro, porque salir en pelota picada del río en la ciudad te lleva más bien al calabozo que a otro lugar.

Está obsesionado por la muerte, porque después de doscientos años de vida ya se aburre de todo. Tiene una especie de diario en el que anota cómo siente cada muerte, el grado de dolor, incomodidad, rapidez, etc. Todo ello le ayuda en su labor de forense.

Y hay una chica, por supuesto. Una policía que ha enviudado recientemente y que se hace la dura y tal y cual y que siente una cierta reticencia ante el protagonista, nota que algo raro hay por ahí...

La primera vez que la vi, no pasé del primer episodio. La segunda, llegué a ver cuatro o cinco antes de decidir dejarla. Y la verdad es que no puedo darte una razón contundente para ello, simplemente no me "enganchó", no me creó las expectativas necesarias para seguir adelante con ella. Es la sensación de "esto es como si ya lo hubiera visto antes, sé más o menos por dónde van a ir las cosas y no me apetece nada verlo".

Así que te toca a ti decidir, me temo que no te seré de gran ayuda en esta ocasión (si es que alguna vez lo soy).


2 comentarios:

Margari dijo...

Lo he intentado también con esta serie, pero tampoco he podido.
Besotes!!

osheaa dijo...

Bien, entonces es que no es cosa mía.

Bicos!