jueves, 8 de septiembre de 2016

Sangre en la piscina, 2004


Para empezar, tengo que aclararte que me encantan las novelas de Agatha Christie, me dan una sensación de familiaridad, son lecturas que me han acompañado durante casi toda mi vida, historias fáciles de leer, con personajes variopintos... Bueno, que me gustan, vamos.

Mis favoritas son Cianuro espumoso y El caso de los anónimos.

Se han hecho bastantes adaptaciones a televisión y cine de las novelas de la autora. Me gustan mucho las de Hércules Poirot, protagonizada por David Suchet y una de principio del milenio, sobre Miss Marple.

Sangre en la piscina está protagonizada por Hércules Poirot, un detective belga que presume (y mucho) de utilizar muy bien sus células grises.


Te recomiendo tanto esta película como la novela en sí. Curiosamente, las adaptaciones que hicieron de mis favoritas no me han gustado nada. O quizás no es tan curioso, al gustarme tanto...

Un hombre cae herido de bala, a un par de metros se encuentra su esposa con un revólver en la mano. Están al borde de la piscina y poco a poco convergen a ella distintas personas que habitan en ese momento esa mansión. Todo el mundo da por sentado que Gerda ha matado a su marido, John, a causa de una infidelidad. Pero a veces las cosas no son lo que parecen.

Lectura ligera, si te animas.

2 comentarios:

Margari dijo...

La he leído pero no recuerdo haber visto esta adaptación. Lo malo es que recuerdo aún quién era el asesino, así que esperaré un poco más para verla...
Besotes!!!

osheaa dijo...

Yo también lo recordaba, pero lo disfruto igual. Lo único que me pareció que estaba mal logrado era la personalidad del muerto, en la novela lo pinta tan enérgico, tan lleno de vida, que es complicado reflejarlo en la pantalla.

Biquiños!