jueves, 18 de agosto de 2016

Lugares oscuros, Gillian Flynn



La historia es interesante: en una granja aislada, una fría madrugada de enero, una mujer y dos de sus hijas son asesinadas. La niña más pequeña escapa y señala a su hermano como autor de la matanza.

Al cabo de casi 25 años, la pequeña superviviente, ahora una mujer, empieza a investigar sobre lo sucedido, poniendo en duda su propia declaración.

Me gusta la forma en que la autora va dejando migajas de información sobre lo acontecido en el pasado. Cómo hay cosas que parecen coincidencias y no lo son, cosas que parecen mentiras y no lo son, cosas sin importancia que resultan ser vitales...

Lo que me ha estropeado la lectura es su protagonista. He sido incapaz de sentir nada remotamente positivo por ella. Al contrario, esperaba que la historia acabara con su muerte o algo parecido, porque la verdad es que me resultó un ser humano repulsivo. Y teniendo en cuenta cómo eran el resto de personajes, es bastante decir, créeme.

Tengo la impresión de que la autora pretendía sorprender con el final. En mi caso, al menos, no lo consiguió. Lo que sentí al acabar de leerlo fue frustración, ganas como de meterme en la historia y empezar a dar unas cuantas collejas bien dadas.

No te lo recomiendo por eso, porque no deja la sensación tan agradable de haber leído algo interesante, o entretenido o agradable, sino todo lo contrario.

Pero bueno, tal vez a ti no te ocurra lo mismo. En tu mano está el descubrirlo o no.

No hay comentarios: