lunes, 29 de agosto de 2016

La cosa, 1982


Estos días estoy de "vacaciones de madre", es decir, que hasta el sábado estoy solita en casa. Mi niño me dejó instrucciones muy precisas de lo que podía y no podía hacer mientras él estaba fuera, con sus abuelos. Y una de las cosas que me pidió fue que viera esta película.

Al parecer en una de sus series de dibujos favoritas (Gravity Falls), hacen referencia a esta película. Como es de miedo, él no quiere verla, pero quiere que la vea yo y que después le diga que la he visto (tampoco querrá que le cuente de qué va, no le gustan nada este tipo de historias).

Como no voy a hacer la mayor parte de las cosas que me pidió y para darle una alegría, vi La cosa. Bueno, por eso y por Kurt Russell, que las dos películas protagonizadas por él que vi antes de esta, me gustaron bastante y nos reímos mucho viéndolas.



En la imagen, Kurt Russell y detrás, la cosa.

Pues nada, un ente que viene del espacio en un platillo volante típico de toda la vida, que se dedica a tomar posesión de las formas de vida más próximas para ir matando a la especie humana y todo lo que pille por delante. Mucha musiquita de tensión y escenas de susto. Mucha nieve, destrucción y fuego.

No es ninguna maravilla, aunque supongo que en su día sí que estuvo bien. No ha soportado el paso del tiempo, la verdad. Así que no te la recomiendo. En cambio, sí aprovecho esta entrada para recomendarte las otras dos que vi del protagonista: Escape de Nueva York y Escape de Los Angeles. Combinación de acción, humor ácido y aventuras.



2 comentarios:

Isi dijo...

jajajaja te puso deberes en su ausencia :))

Bueno, pues no te voy a hacer caso, porque yo estoy en un ciclo de Matt Damon, y ahora no puedo meter a Kurt Russel, que me corta el rollo :P Por llevar la contraria jijiji

osheaa dijo...

Oh, sí, siempre me dice qué hacer, a qué jugar, dónde ir e incluso en qué lugar del sofá puedo sentarme. Y qué días tengo que llamarle para que me cuente qué tal lo pasa y qué cosas estoy haciendo :) Es bastante mandón y controlador, de hecho cuando se acuesta, siempre me pregunta qué haré mientras duerme, esas horas que tengo para mí.

Supongo que es lo que tiene vivir los dos solos.

Yo he tenido un mini ciclo de Anthony Hopkins y ahora voy a revisar clásicos.

Biquiños, Isi