jueves, 26 de mayo de 2016

Ya te extraño, 2015








Dos niñas que se conocen, una es americana y la otra inglesa. Una es alocada que se lía con un músico tras el escenario y la otra es una romántica empedernida. Una tiene cáncer de mama y se está muriendo mientras la otra por fin, después de mucho luchar, se queda embarazada. Y ahí empieza una especie de paralelismo inverso, mientras una de ellas está gestando una vida y su vientre crece, la otra se va apagando y quedando en los huesos. Van de la mano, una nueva vida con la muerte de la otra.

Está definida como comedia dramática. Y la verdad es que he visto poco de ambos términos. El hecho de que durante casi todo el tiempo las dos chicas estén riendo, no convierte la película en una comedia. Y lo de dramático... uff, vale, quieren poner el punto triste con el cáncer y la lucha por sobrevivir y la inevitable muerte. Pero es todo tan manido, tan enfocado a dar pena que no lo consiguen. Si en lugar de molestarse tanto en intentar la lágrima fácil, mostraran de una forma más natural todo el proceso, creo que lograrían emocionar al espectador mucho más que como lo plantean.

Ni fú ni fa, la verdad.

Me estoy dando cuenta de que últimamente no me gusta casi nada, no sé si es cosa de malas elecciones o que tengo el gusto a la virulé. Seguiré intentándolo, a ver si doy con algo que sí me guste y pueda compartir contigo.

2 comentarios:

Margari dijo...

No me llama ya su argumento mucho. Y por lo que cuentas, no creo que la vea.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Yo creo que no vale la pena, así que haces bien

Biquiños