domingo, 1 de mayo de 2016

Respira, Anne-Sophie Brasme



Por una vez y sin que sirva de precedente, voy a copiar aquí la sinopsis que leí de la novela:

" Respira es la cruda confesión de la joven Charlène Boher, que a los 17 años fue acusada de asesinar a su gran amiga. Desde su celda, desvelará con total frialdad las razones de su «locura», de su adolescencia torturada, tan llena de vacío afectivo y conflictos no resueltos.
El fuerte vínculo que se establece entre estas dos compañeras de clase las lleva, poco a poco, a un descubrimiento terrible de sus verdaderas personalidades. Una atracción sincera y una amistad que acaban mezclándose con el lado oscuro de las dos jóvenes: celos, humillaciones, obsesión y crueldad se barajan como desencadenantes de un crimen que «obliga» a Charlène a enfrentarse, hasta el fondo, con su locura."



Pues no. La protagonista escribe una especie de memorias desde su celda, una especie de vista atrás desde su niñez hasta el momento del asesinato. Lo que consigue es un milagro parecido al de los panes y los peces: hace que 97 páginas parezcan 970. Aburrido, repetitivo, cansino, un "el mundo contra mí" vomitivo, o al menos eso me pareció. 

No me gustó ni un poco, ¿se nota? 

2 comentarios:

Margari dijo...

Y bien que se nota! Nada, a dejarla pasar, que también se agradece.
Besotes!!!

osheaa dijo...

:)

Biquiños!