domingo, 1 de mayo de 2016

Memorias de Africa, 1985



La culpa es de la entrada del blog de Lillu. El título me trajo inmediatamente a la mente esta película, así que ale, a volver a verla.






Ya conoces la historia, sin duda. Un matrimonio de conveniencia, porque en esa época una mujer o se casaba o quedaba prisionera de las convenciones sociales. Una especie de huída a Africa, una plantación de café, un marido infiel, aunque yo diría que no desleal, un hombre con un espíritu libre a quien le encanta la música de Mozart, muchas penurias y luchas, un fin triste y lloroso y una banda sonora preciosa.

No me encanta, pero me gustó lo bastante en su momento para volver a verla y hacerlo de buena gana. Me han gustado especialmente los paisajes y la banda sonora.

Así como la historia de La masai blanca me pareció un tremendo despropósito desde el principio, esta sí me convenció y sí se me hizo factible. Ya, ya sé que ambas son "historias reales", pero ya me entiendes (o no).

Me encanta esa escena. Tanto en esta película como en Secretaria, las escenas en las que a ellas le lavan el pelo me resultan de lo más tiernas, íntimas y llenas de cariño.

4 comentarios:

Margari dijo...

LO admito. Nunca he logrado ver esta película entera. Y ya he desistido...
Besotes!!!

osheaa dijo...

Pues te llevo dos visionados de ventaja. Hay películas así, que se atragantan aparentemente sin motivo.

Biquiños!

therwis dijo...

Este era uno de mis libros favoritos cuando era pequeña, así que cuando vi la película me llevé un chafón importante y no me gustó nada. A lo mejor ahora vuelvo a leerme el libro y vuelvo a ver la película y cambio de opinión (sobre las dos cosas, seguro).

osheaa dijo...

No he leído el libro y siento curiosidad porque por lo visto la película no es muy fiel al relato escrito, así que me lo estoy buscando para ponerlo en lista de pendientes.

Gracias por pasarte por aquí, therwis