jueves, 26 de mayo de 2016

La abadía de los crímenes, Antonio Gómez Rufo



Hace unos días me hablaron de un juego un tanto antiguo llamado La abadía del crimen. Y me comentaron que estaba basado en una novela. Así que sin pensarlo me puse a buscarla. Y en lugar de ese título, encontré La abadía de los crímenes. Después me enteré de que la novela en que se basaba el juego era El nombre de la rosa, de Umberto Eco.

Aún así, me puse a leer. Creo que fue sobre la página veinte cuando me di cuenta de que la historia más que de crímenes iba a ser sobre el matrimonio de Jaime I y la reina Leonor, que él quería deshacerse de ella, repudiándola y ella estaba loquita de amor por él.

Y estamos en estas, con los lloriqueos en plan medieval de la reina y sus damas cuando por fin la comitiva llega a una abadía donde se han cometido una serie de asesinatos. Se supone que a manos de un hombre, ya que las monjas fueron violadas antes de morir, y hay otras monjas que "sólo" fueron violadas. Así las cosas, llega una monja de otro monasterio, famosa por su sagacidad y que tiene la tarea de encontrar al culpable o los culpables de esos crímenes.

Un horror. En mi opinión el crimen es perder el tiempo leyendo ese libro. La resolución, los motivos y todo lo demás no tienen sentido alguno, son una estupidez suprema, o tal vez un intento de dar  más interés a la historia metiendo detalles más que morbosos. Pues no lo consigue, la verdad.

No te lo recomiendo. En todo caso, lee El nombre de la rosa que sí que merece la pena.

2 comentarios:

Margari dijo...

Pues me habían hablado bien de este libro. Pero no estaba entre mis prioridades, que ahora estoy en fase de leer lo que se me acumula en las estanterías y éste no está. El que sí he leído es El nombre de la rosa. Sí que merece la pena. Y mucho. Y la peli.
Besotes!!!

osheaa dijo...

No me gustó ni un poco, ni la historia (con un final descabellado), ni la forma en que está escrita, nada de nada. Así que haces bien en leer lo de las estanterías.

Biquiños