domingo, 8 de mayo de 2016

Desaparecida, 2013









Dos amigas, una es una madre absorbente, ahogadora diría yo, que exige que sus hijos le envíen mensajes cuando hagan cualquier cosa, aunque sea tomarse un refresco en el hotel en que todos están pasando vacaciones. La otra es justo lo contrario, una madre que respeta las resacas de su hija, que le provee de condones y que básicamente, pasa de lo que haga ella si no la molesta, claro. Las dos hijas también son "las mejores amigas". Pues bien, una noche, después de que la madre-compresa le monte un numerito a la hija en la piscina, las dos chicas desaparecen. Una madre se pone histérica y la otra filosófica (se fueron de juerga, ya aparecerán). Pasan los días y sólo aparece una de las chicas.

Es algo absurdo. Tanto ambas madres, sus reacciones (ni tanto ni tan poco, digo yo), como las hijas, que hay que ser idiotas para beber sin parar, subirse al coche de desconocidos y permitir que les lleven a otro país, así tan tranquilas. No hace falta ser Einstein para saber que si haces eso, puedes acabar metida en problemas. De hecho, si haces eso, ya estás en problemas.

Pero bueno, todo muy americano y tal. Una pérdida de tiempo verla, pero como ya llevaba dos con el mismo título, pues ale. Y queda otra más, basada en otra novela que leí, pero no la encontré.

2 comentarios:

Margari dijo...

No la veré...
Besotes!!!

osheaa dijo...

Haces muy bien

Biquiños