jueves, 26 de mayo de 2016

Cosas que veo y cosas que no


He retomado Mentes criminales. La habíamos dejado al final de la séptima temporada y ahí quedó, esperando que volviéramos a ella.

Como casi todas las cosas estos últimos meses, ha sido algo agridulce. Por una parte, estaba el hecho de que todas las temporadas anteriores las habíamos visto juntos, o como mínimo, al mismo tiempo, cuando él no podía estar aquí. Por otra parte, hay escenas y cosas que me hacen sonreír porque es casi como si le estuviera escuchando y al mismo tiempo siento dolor y rabia porque es otra de las cosas que se pierde.

Me sigue gustando la serie. Me sigue encantando el personaje de Reid. Penélope no tanto ya, me parece que exagera cada vez más su papel de simpaticona que hace comentarios pseudograciosos. Pero siguen siendo casos interesantes, sorprendentes a veces y diferentes siempre.

Mr. Robot es una serie de la que nos habían hablado hace un tiempo. Estaba en inglés y decidimos esperar a que saliera doblada, más por mí que por él, su nivel de inglés era años luz mejor que el mío. Y la verdad, a mí no me gustó nada y creo que a él tampoco le habría gustado. Un chavalín, experto en seguridad informática, hacker vengador de malhechores que dedica el tiempo libre a descubrir a "malos" y que los arreste la policía. Y es captado por una especie de sociedad o grupo secreto de informáticos de alto nivel que quieren salvar el mundo. No fui capaz de acabar ni el primer episodio. No me gustó ni un poco. Si en lugar del chaval ponen una lechuga con la sudadera y la capucha, nadie notaría la diferencia. Qué poca sangre...

Aquarius, en principio tenía buena pinta, una serie policíaca girando en torno al personaje de Charles Manson, mostrando la sociedad americana de los sesenta y el magnetismo de la personalidad del personaje en cuestión. Lamentablemente, para mí, no cumplió con las expectativas ni de lejos. Mucho sexo y mucha marihuana y mucho machote con pelo rapado contra chavalines de pelo largo viviendo el amor libre. Pero nada de "enjundia". Tampoco pasé del primer episodio.

Another period era otra serie que a priori tenía todo el aspecto de gustarme. Una especie de versión de Arriba y abajo, pero con humor. Pues no. Mucha exageración, mucha tontería y poquisimo humor.

Schitt's Creek. Una familia de millonarios es estafada por su administrador y se ven prácticamente en la ruina, sólo les queda la propiedad del pueblo que da nombre a la serie, así que hacen las maletas y se trasladan a vivir allí mientras su situación no mejore. Otra de exageraciones, en plan "me muero si tengo que comer con tenedores de plástico" "qué horror, las toallas no son de algodón egipcio en este motel" y cosas por el estilo. Tópicos exagerados hasta más allá del límite.

Así que visto lo visto, seguiré viendo Mentes criminales. Cuando ya no me queden episodios por ver, tendré que empezar a buscar de nuevo.

4 comentarios:

Margari dijo...

No veo ninguna de las que mencionas... Mentes criminales algún capítulo suelto pero no he logrando engancharme a la serie. Ahora que lo pienso, estoy yo con el producto nacional últimamente. El ministerio del tiempo, que acaba de terminar la segunda temporada y El caso.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Me gusta mucho Mentes criminales, por lo demás parece que últimamente no doy pie con bola, no atino en nada que me guste.

Biquiños

Isi dijo...

Pues yo es que casi no veo nada.
Ahora solo veo Outlander, que es que me encanta ver a los personajes de los libros en la pantalla (vale, me encanta ver a Jamie Fraser!!!).

osheaa dijo...

No he visto nada de la serie y de las novelas, sólo leí la primera, hasta que conocí tu blog no sabía que fuera una serie también de libros. Lo que ocurre es que me gustó y tengo miedo de que después las cosas degeneren mucho. Me apunto la serie para la lista.

Biquiños!