domingo, 20 de marzo de 2016

Speed, 1994









Teniendo en cuenta que los protagonistas no son precisamente mis actores favoritos, la película me resultó sorprendentemente entretenida. Además tiene pinceladas de humor, lo cual yo siempre agradezco en las películas.

Lo suficientemente divertida como para pasar un buen rato viéndola, pero no lo bastante como para que me llame la atención ver la segunda parte o volver a ver esta dentro de un tiempo.

2 comentarios:

Margari dijo...

Coincido contigo. Para verla una vez está bien. Más veces no. A no ser que la echen en la tele y no haya otra cosa...
Besotes!!!

osheaa dijo...

Me alegra que coincidamos :)