sábado, 26 de marzo de 2016

Oraciones para Bobby, 2009








Me está bien empleado, lo sé. Por el título y la sinopsis me temía una "americanada" en toda regla, con esa clase de cosas que tanto me repelen, pero esta vez aderezada con el extremismo religioso. Pero el hecho de ser protagonizado por Sigourney Weaver (espero haberlo escrito bien), y estar basada en hechos reales, me hizo tener la esperanza de que no iba a ser para tanto. Pues lo es. Y más.

Una familia, muy cristianos todos, muy en plan respetar la biblia y todo eso. Uno de los hijos se siente diferente, porque es gay. Y en su familia eso es una enfermedad, un pecado que le llevará al infierno. Y la madre vive en base a tener siempre el corazón puro y no pecar, porque quiere que cuando mueran todos se puedan reunir otra ven en el cielo. Así que cuando se entera de lo que le ocurre a su hijo, su reacción es exagerada, hasta el punto de que el chico se acaba suicidando. Y a partir de ahí, las cosas pasan al extremo opuesto.

Todo esto en plan americano, como digo yo, abanderando todo, muy exagerado todo. En fin.

Lo dicho, me está bien empleado, por ingenua.

2 comentarios:

Margari dijo...

Me gusta también Sigourney Weaver, pero por lo que cuentas, ésta va a ser una de sus películas que no vea.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Creo que haces bien en no verla, eres mucho más inteligente que yo :)

Biquiños!