domingo, 20 de marzo de 2016

Atico sin ascensor, 2014








Morgan Freeman y Diane Keaton son una pareja que quiere vender el ático en el que llevan cuarenta años viviendo y comprar otro piso en otra parte, que les resulte más cómodo, sin tantas escaleras. La película abarca un fin de semana en el que ellos hacen "jornada de puertas abiertas" para que la gente interesada visite la vivienda y también ellos visitan otros pisos para elegir uno. Su perra se pone enferma y tienen que operarla. Y eso es todo.

Me resultó aburrida, pero aprendí dos cosas: una, no hacer jamás jornada de puertas abiertas porque la gente suele llevarse cosas y hacer cosas raras en tu casa (aparte de comentarios desagradables) y dos, jamás de los jamases comprar un piso ni un ático ni nada en Nueva York, los precios de lo más barato son absurdamente elevados, da miedo.

2 comentarios:

Margari dijo...

Pues el reparto resultaba atractivo, pero la historia, para nada. No creo que me anime.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Con ese comentario has hecho un resumen perfecto de lo que pensé al verla.

Biquiños