domingo, 20 de marzo de 2016

Anna Karenina, 1948









He aquí a Escarlata O'Hara haciendo de rusa de alta cuna. Infiel y posteriormente suicida.

Hace mucho tiempo que me tienta leer algún clásico ruso. Me echa para atrás el temor a encontrarme un mamotreto indigesto. Así que me lo planteé a lo cómodo, como nunca se debe hacer: ver la película y si me gusta, leer el libro.

Pues no me ha gustado. No sé si es esta versión, no sé hasta qué punto es fiel a la historia original, pero me pareció muy... decadente. Eso de fugarse a italia, de ir a Venecia con el amante, ir y volver, el honor, la sociedad, la hipocresía. Ufff. Nada, nada, me quedo inculta, me temo.

Creo que hace poco han hecho otra versión, pero como que me da pereza intentarlo.

2 comentarios:

Margari dijo...

No he visto ninguna de las versiones. Si me he animado con el libro, que me gustó. Tiene sus partes pesadas, hay que reconocerlo, pero me gustó. La crítica a la sociedad rusa, a la hipocresía, a la política... Ahora creo que han hecho una serie, pero creo que aún no la han estrenado en España.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Uys, pues si dices que te gustó el libro, lo añado a la lista, a pesar de lo de las partes pesadas.

Biquiños