domingo, 31 de mayo de 2015

La telaraña, Agatha Christie



Fue una sorpresa encontrar un título que desconocía de esta autora. Una sorpresa seguida por dos pequeños chascos.

El primero fue ver que era un relato corto, menos de cien páginas y letra grande.

El segundo, que no me hizo sentir la familiaridad de sus otras novelas, la complicidad con alguno o algunos de los protagonistas, la atmósfera tan inglesa de las novelas de Agatha Christie.

Estaba tan sorprendida que incluso llegué a dudar que fuera un escrito de su autoría, por un momento pensé que tal vez otro escritor u otra escritora habría intentado recrear la atmósfera de sus historias, sin conseguirlo.

Así que eché un vistazo por san Google, y me encontré con que inicialmente fue una obra de teatro. La versión que leí yo no estaba "teatralizada" sino que se narraba como una novela y no una obra, supongo que ahí está el quid de la cuestión.

No puedo ni recomendártela ni no hacerlo, pero si te sirve de referencia, como se suele decir, "me ha dejado fría".

Canción de cuna, Bárbara Wood



Hace muchos, muchos años vi una película de esas de sobremesa de fin de semana. El argumento giraba alrededor de una muchacha, católica practicante, virgen y pudorosa, que repentinamente descubría que estaba embarazada, sin haber tenido relaciones sexuales de ningún tipo.

Pues bien, hace unos días me topé con esta novela de Bárbara Wood y tengo casi la certeza de que fue la inspiración para esa película, pues la trama gira alrededor de la partenogénesis, es decir, la reproducción sin acto sexual de por medio.

Y tal como sucedía en la película, la protagonista es una muchacha modelo, católica, estudiosa, obediente y totalmente virgen, que empieza a sentirse mal y el médico descubre su embarazo. La chica, como es normal, dice que algo debe estar equivocado porque es imposible que esté embarazada. Una segunda opinión médica confirma la noticia, la chica sigue diciendo que es virgen y que es imposible, pero nadie la cree. Su novio, con el que apenas ha intercambiado algún beso, es acusado de ser el padre. Lo niega y nadie le cree. Se siente mal porque piensa que ella, que se ha negado siempre a que él la tocara, se ha acostado con otro.

Y luego se mete el cura párroco por medio también.

Pues eso, a principios de la década de los sesenta, una muchacha embarazada, un médico curioso, un cura rígido, unos padres con secretos y un novio frustrado. Con esos ingredientes, Bárbara Wood ha escrito una historia. Si te apetece leerla, ya sabes...

El cuento de la criada, Margaret Atwood



Cuando leí el título, pensé en criada como mujer perteneciente al servicio doméstico, pero nada que ver con la realidad.

La historia la cuenta la protagonista, alternando momentos de su vida pasada con la actual. Su vida pasada es lo que se podría llamar "normal", con su empleo, su marido, su hija y demás. La actual es una vida en un régimen religioso estricto, una sociedad en la que la mujer no tiene apenas derecho y no puede aspirar a más conocimientos que los que estén de acorde con el papel que se le otorga.

Porque hay varias formaciones, están las Marthas, mujeres adiestradas en el trabajo de las tareas domésticas; las Tías, que son las que forman a las Criadas; las Criadas, que son las utilizadas para la procreación.

En el cambio entre la sociedad de antaño y la actual, hubo una guerra y como consecuencia, la mayoría de los supervivientes son estériles. Así que se selecciona a mujeres, especialmente las que ya han sido madres, con el fin de perpetuar la especie. Las Criadas son consideradas como un objeto más, cuya finalidad es la de parir hijos. Para ello, se realiza una Ceremonia de carácter religioso, tras la cual y en presencia de la Esposa, el marido tiene una relación sexual con la Criada. Algo mecánico y totalmente pudoroso, prácticamente vestidos, sin nada de calor, ternura o interés.

La protagonista nos va contando cosas de su día a día, a través del cual sabemos cómo son las cosas en ese momento. Alterna esos retratos sociales con recuerdos de su vida anterior, con su marido y su hija y el intento de fuga al ver que las cosas no se ponían muy bien.

Esa es básicamente la historia. Lo curioso es que ese fenómeno de "nueva sociedad", regida por la Biblia, sólo tuvo lugar en Estados Unidos. Los ciudadanos del país intentaban fugarse a Europa (especialmente a Gran Bretaña).

Es interesante la forma en que nos cuenta cómo cambian las cosas de forma paulatina y de repente, se aceleran hasta lograr la casi anulación de las mujeres en la sociedad. Además, como la protagonista va dejando algunos cabos sueltos en las historias que nos cuenta, mantiene el interés por saber qué les ocurrió a los demás, qué hará ella, qué pasó para que llegara a estar donde está...

Y ese es también el gran fallo que le veo a la historia: crea tanta expectativa con qué pasó o qué pasará (según los personajes que sean), que el final es un poco como de chasco.

Es extraño y por momentos un poco claustrofóbico, sobre todo cuando cuenta las sensaciones físicas de la protagonista, por ejemplo al hablar de la ropa que lleva y cómo le hace sentir y cosas por el estilo.

Pues eso, si te apetece una historia diferente, puede que este título sea lo que buscas.

miércoles, 27 de mayo de 2015

La última en el cadalso, Gertrud von Le Fort



Mmm, no sé si el problema es mío o no. Quiero decir, me gusta leer para divertirme, para evadirme, lo más cercano a aprender algo con la lectura que me gusta es la novela histórica o la historia novelada.

Así que la mayoría de mis lecturas son cosas fáciles, sencillas. Y puede que eso sea lo que ha hecho que La última en el cadalso se me haya atragantado.

Es una historia corta, de estilo epistolar, que narra la ejecución de un grupo de monjas durante la Revolución Francesa. Pero lo hace de tal forma que para mí leerlo ha sido como intentar vadear arenas movedizas. Denso, apelmazado... aburrido.

Que para hablar de misticismo, de fervor religioso, de creencias (o falta de ellas), no hace falta ponerse en plan sentencioso o sermoneante, digo yo.

Pues lo dicho, me ha parecido un ladrillo, y eso que es breve, no llega a las cien páginas. Pero vamos, que se me ha atragantado.

Será que no soy lo bastante sesuda como para apreciarlo, no sé.

Cuidado. No mires atrás. Jennifer L. Armentrout



Lo acabé esta mañana, tempranito. La verdad es que me trajo en vilo el argumento: Sam y Cassie han desaparecido. Al cabo de unos días aparece Sam, con golpes y heridas y amnesia disociativa. ¿Dónde está Cassie? ¿Qué ha ocurrido?

En el desarrollo de la historia vamos descubriendo cosas de Sam al mismo tiempo que lo hace ella. Se desespera por recuperar la memoria y saber qué ha sucedido. Sufre alucinaciones, alguien le va dejando notitas inquietantes, hay quienes sospechan de ella con respecto a la desaparición de Cassie... Además por si fuera poco, descubre que es una persona horrible, que humilla a los demás y se cree mejor que nadie. No se gusta e intenta aprovechar esta segunda oportunidad para ser mejor persona.

Me sobran algunas escenitas románticas adolescentes, con las palpitaciones al estar cerca de determinado chico y todo eso, pero por lo demás me ha resultado una lectura entretenida y me ha tenido bastante en vilo, ya que hasta las últimas treinta páginas o así ni intuía quién estaba detrás de todo lo ocurrido.

Al acabarlo, me puse a buscar más títulos de la misma autora, y me llevé el chasco de ver que lo que había escrito aparte de esta novela, eran historias de seres sobrenaturales (en plan vampiros, semidioses y cosas por el estilo), así que me quedo con las ganas de seguir leyendo cosas suyas. Porque para leer sobre esos temas, soy yo muy tiquismiquis y no suelen gustarme (salvo excepciones).

Pues eso, una novela de adolescentes intrigante.


lunes, 25 de mayo de 2015

La resurrección de los muertos, 2004








Hace ya algunos meses vi en versión original subtitulada una serie francesa, Les revenants. Ahora la estoy volviendo a ver pero ya doblada al español.

A raíz de esa serie, empecé a ver otra, una versión americana, Resurrection, que no me gustó tanto como la francesa.

Y ayer di por casualidad con una web en la que hablaban de una segunda temporada de Les revenants (habían dejado todo sin explicar y en vilo), prevista para este otoño. En esa web hacían mención de una película del mismo título, aquí traducido como La resurrección de los muertos. Y, claro, no pude evitar verla.

La película en sí no es gran cosa en mi opinión. Tiene un final un tanto abrupto y también deja cosas sin explicar. Pero también tiene un planteamiento interesante.

La sinopsis es sencilla: un día, sin más, los muertos vuelven de sus tumbas. Son personas fallecidas recientemente (a lo largo de los últimos diez años) y vuelven casi normales, sólo con una ligera lentitud, como si estuvieran despertando de un largo sueño.

Pues bien, en lugar de preguntarles qué ocurre tras la muerte o qué recuerdos tienen tanto de los años en que estuvieron muertos como del momento de resucitar, la película se centra en los aspectos socioeconómicos del evento. Es decir, esas personas han vuelto, la mayoría son de avanzada edad, tienen derecho a sus pensiones, otros tienen derecho a sus puestos de trabajo, a su escolarización... el Estado ha de hacerse cargo de los gastos y de coordinar tareas como la de encontrar a los familiares. O de qué hacer en caso de que esos familiares no quieran acoger a los fallecidos.

Por un lado nos muestran los aspectos personales, es el caso de una pareja enamorada que se vuelve a reunir, o de unos padres que recuperan a su hijo pequeño y por otro, muestran reuniones en las que se hablan de los rasgos característicos de los resucitados, sus diferencias con "los vivos" y qué se hace y se hará con ellos.

Tal como dije antes, el final es un tanto cortante, inesperado y deja muchos interrogantes sin responder. El ritmo de la película es un tanto extraño, no conseguí empatizar ni "meterme" en la trama, sólo sentía curiosidad por saber qué pasaría y esperaba que alguien hiciera las preguntas obvias o al menos las que a mí se me plantearían si me encontrara con alguien que ha resucitado.

Pues eso, que no es vomitiva ni nada de eso, las he visto mucho peores. Pero no dejo de sentir que se ha desperdiciado una buena idea.

Nada, nada, Les revenants es mucho mejor, al menos para mi gusto.

domingo, 24 de mayo de 2015

La perdición, Anna Collomore



Agridulce. Estupendo hasta las últimas setenta u ochenta páginas. Muy entretenido y de esas historias que sin ser excepcionales, te enganchan y quieres saber cómo siguen.

Una sinopsis muy por encima sería que Annie, una joven a punto de empezar la universidad, para poder costeársela y a la vez escapar de un hogar horrible, acepta el trabajo como niñera de una acaudalada familia. Todo es perfecto hasta que Annie va cambiando y empiezan a suceder cosas extrañas.

Estupendamente narrado el cambio de la protagonista, cómo poco a poco va cambiando la dinámica con la familia, vamos de la mano de sus experiencias y sentimientos. Todo muy bien, esperando a saber cómo acaba.

Pues acaba fatal. Es todo poco creíble, reacciones estúpidas, imposibles. No podría ponerte ejemplos sin estropear la historia, pero hay personajes que reaccionan de forma totalmente opuesta a la esperada...

A ver, un spoiler de ejemplo. Si piensas leer la novela, NO SIGAS LEYENDO.

Al final la protagonista está en una clínica psiquiátrica. La tienen con sedantes y tratamientos varios que hacen que sea prácticamente un zombie. El médico responsable de ese ala del hospital es amigo de la mujer que la ha llevado allí. De repente, la paciente y su amigo le cuentan una historia que lo normal sería que le pareciera sin pies ni cabeza, diciendo que esa mujer a la que conoce, que es amiga y en la que confía, es una asesina y está desquiciada. Y se lo cree, sin más, sin pruebas ni nada. Ale, deja salir a la chica tan alegremente.

Otra cosa increíble es que un niñato de veinte años, sin más herramienta que Internet, descubra que un aparente suicidio es un asesinato, así, sin más, a pesar de que la policía haya investigado el hecho en su momento y no encontrara nada raro.

Pfffff

FIN SPOILERS


Pues eso, si te quieres arriesgar a un final "de chasco", léela. Porque la lástima es que el resto de la novela está muy bien. ¿Quién sabe? Puede que a ti no te parezca algo tan increíble.

sábado, 23 de mayo de 2015

¿Fue él?, Stefan Zweig



Lo tenía en la lista de pendientes desde hacía ya tiempo. Pero cada vez que pensaba en empezarlo, había algo que me echaba para atrás: en una web había leído que el tema que trataba era el de los celos. Y la verdad, no me apetecía demasiado leer sobre ello.

Así que lo fui dejando y dejando hasta que ayer me decidí, porque era como tener una espina clavada, algo pendiente. No lo tomé con demasiado entusiasmo, lo confieso, así que la sorpresa fue mayor.

Sí, trata el tema de los celos, pero no de la forma que se puede pensar, o al menos no de la forma que yo pienso cuando se habla de ese sentimiento. Así que si te sucede lo mismo que a mí, te aconsejo que lo cojas y lo leas, te sorprenderá.

Es muy cortito, un puñado de páginas nada más y se lee en un rato suelto que tengas. Anímate, no es que vaya a ser el libro de tu vida, pero sí es al menos original, o me lo ha parecido, vamos.

Cicatrices, Tana French


Una niña de ocho años sufre maltrato psicológico por parte de su hermano adolescente. El origen de todo parece estar en el asesinato de Susanna, la hermana a la que la niña no llegó a conocer, muerta meses antes de su concepción.

Es un relato corto, aunque más bien diría que es abrupto, porque acaba de una forma tal que me hizo pensar que en lugar de tener la historia completa, lo que había leído era un primer capítulo o unas primeras páginas sin más.

Teniendo en cuenta las situaciones que nos cuenta la autora, las relaciones familiares y lo ocurrido a Susanna, la historia habría dado para más, para mucho más. Pero me he quedado con la sensación de que faltaba algo, de que habían cortado el relato por la mitad y me faltaba más por leer.

No te lo recomiendo por eso, por la sensación de estar todo incompleto y dejar todo en el aire, sin más.

jueves, 21 de mayo de 2015

Diez, Gretchen Mcneil



No sé si conoces la historia Diez negritos, de Agatha Christie. Por si no es así, te diré que diez personas se reúnen en una isla de la que no pueden salir y en la que van muriendo uno a uno. (Es un resumen muy básico pero sirve para que te hagas una idea). Se mantiene el suspense, no sabes qué pasa ni quién va por ahí matando gente, todo eso.

Pues bien, esta novela es una especie de versión en plan juvenil. Un grupo de jóvenes se reúnen en una isla, con el fin de pasar tres días de juerga sin parar. La gran fiesta. Pero la cosa se pone mal cuando van muriendo uno a uno. El clima les impide salir de la isla, se han quedado sin corriente, sin cobertura en los móviles y lo peor... ¡sin internet!

Supongo que si yo tuviera diecisiete o dieciocho años, me habría gustado. Pero tengo bastantes más, así que me ha parecido un horror. Tanto al recordar la historia original como por ella por sí misma. Las hormonas revueltas, las bobadas de "me gusta un chico pero no quiero fastidiar a mi amiga", no sé, no me gustó nada de nada, la verdad.

Será que me estoy haciendo mayor :)

El caso de los bombones envenenados, Anthony Berkeley



El argumento es bastante típico, un exclusivo club compuesto por personas muy interesadas en lo criminal, expertos, por así decirlo, aunque su profesión no tenga nada que ver con la criminología. Para entrar en él hay que pasar una serie de pruebas muy minuciosas, así que se supone que los integrantes son especialistas en el tema.

Pues bien, un policía es invitado a una cena del club y les deja un caso sin resolver, el caso de los bombones envenenados. La policía no ha conseguido resolver el caso y echa mano de los aficionados, aunque con pocas esperanzas de resolución, todo hay que decirlo. Así que se presentan los hechos del crimen y cada miembro del club tendrá una semana para pensar en ello y / o investigar y exponer sus deducciones. Uno por noche, harán públicas sus teorías, esperando que entre ellas esté la que solucione el caso.

Ya ves, la situación de siempre en la que los aficionados resuelven casos en los que los especialistas han tirado la toalla.

Para que te hagas una idea de si quieres leerlo, los datos del crimen son más o menos los siguientes:

En un exclusivo club de caballeros, uno de los integrantes recibe una caja de bombones de muestra. No los quiere, se los cede a un compañero de club, que le tiene que pagar una apuesta perdida a su esposa, así que toma los bombones para dárselos a ella.

Ya en su casa y tras la comida, abren la caja de bombones, el hombre come dos o tres, ya que no le gustan y le parecen especialmente fuertes. Ella come bastantes más a pesar de notar un sabor extraño. Como resultado, él cae gravemente enfermo y ella muere. Los bombones estaban envenenados.

¿Quién querría matar al socio del club que le dio los bombones? ¿Y por qué?

Si quieres saberlo, has de leerlo.

Cañas y barro, Vicente Blasco Ibáñez



Tengo que confesarte que no he leído casi ningún título de los considerados "clásicos" ni nacionales ni internacionales.

Después de haber leído a Unamuno (con La tía Tula), me decidí por Blasco Ibáñez, con Cañas y barro.

Una visión tragicómica de la Valencia de principios del siglo pasado. Cómo cambian las situaciones y las costumbres, cómo se las ingeniaban para burlar el hambre (o al menos, intentarlo) sin perder el orgullo ni la dignidad. Unos luchan por sobrevivir, otros por vivir sin trabajar, otros por prosperar... la historia de siempre, intemporal, pero narrada en un lugar mágico como la Albufera valenciana y en unos tiempos de grandes cambios como fue el inicio del siglo XX.

La columna vertebral de la historia son el clan de los Paloma, con el abuelo (el mejor barquero de El Palmar, con grandes historias a cuestas), el padre, Tono, trabajador incansable, hombre sin tacha que reniega de sus orígenes de pescador y decide tener tierras propias, a costa de "robárselas" al agua y el hijo, Tonet, un cabeza hueca que sólo piensa en pasarlo bien y no dar golpe.

Cada personaje es muy distinto al resto y también parece mostrar una parte diferente de la situación de la sociedad vigente por entonces. La tradición, el cambio con el esfuerzo y el sacrificio que ello conlleva y la desidia.

Quedan claros también los papeles de cada institución, el "poder" de cada uno, tanto del cura como de los guardias civiles o incluso el tabernero, que es el más rico de la zona.

Te recomiendo que lo leas. Tiene un "pero", pero es algo muy personal, la verdad. Hay un momento en la narración en que se nombra de forma muy peyorativa a los gallegos, cosa que me ha escocido bastante, todo sea dicho. Pero supongo que en la época sería lo suyo.

Si te animas, ya me contarás.

La última noche del Titanic, 1958








Ni historias de amor, ni malos malosos persiguiendo a buenos buenosos ni chorradas por el estilo. La película cuenta sin más, cómo fue esa última noche, desde poco antes de chocar con el iceberg hasta que los supervivientes fueron rescatados. Tanto desde el punto de vista de quienes iban en el barco como desde el de los barcos más cercanos, tanto el Carpathia, que fue quien acudió al rescate, como de los otros, que no se enteraron de nada hasta que fue demasiado tarde.

Sí se muestran situaciones emotivas, como de parejas que se separan en los botes salvavidas, sabiendo que posiblemente nunca volverán a verse, o mujeres que ceden a subir a los botes a causa de sus hijos, matrimonios tanto de muchos años como recientes, que quieren compartir un mismo destino y no separarse...

Y por supuesto, la orquesta, tocando hasta el final, aunque por lo que he podido leer por ahí, los supervivientes no recordaban haber oído música durante el hundimiento. Supongo que tenían otras cosas más importantes a las que atender en esa situación.

Era frustrante ver que había un barco a apenas diez millas de distancia, que no se enteró de nada, alejándose sin más, con un solo telegrafista que estaba durmiendo (era de madrugada) con lo que no recibieron los mensajes de socorro que se enviaron casi hasta el final.

Si te interesa el tema y no te importa que no haya una trágica historia de amor de fondo, es totalmente recomendable. Y más sabiendo que se basa en relatos de tanto pasajeros como miembros de la tripulación que sobrevivieron al hundimiento.


Cinco cerditos, 2003








Siguiendo con la serie de adaptaciones de novelas de Agatha Christie, le tocó el turno a Cinco cerditos. Salvo algunos detalles, bastante fiel al original e igualmente entretenida.

No sé qué más decir, creo que ya te he comentado más de una vez que para mí leer estas novelas es algo como muy familiar, a que echo mano con frecuencia, cuando el ánimo de una está un poco decaído o cuando simplemente apetece algo conocido, cómodo y que te hace sentir a gusto.

La serie tanto de Poirot como de Miss Marple es casi lo mismo pero en película. Aunque ni decir tiene que es muchísimo mejor leerlo que verlo, como suele pasar casi siempre.

La historia es un viaje al pasado, investigar un asesinato que tuvo lugar varios lustros antes. Y para ello, Poirot entrevista a las cinco personas más relevantes del caso, entre los que está o bien el verdadero asesino o bien la persona que ha de darle la seguridad de que se colgó a la culpable.

Léelo y después si te animas, échale un vistazo.

La mala semilla, 1954





Por supuesto, después de haber leído la novela, volví a ver la película. Había muchas cosas de las que me había olvidado, así que la disfruté más de lo que esperaba.

Es bastante fiel a la novela, excepto en el final, claro. De hecho al acabar, sale un mensaje pidiendo que nadie cuente el final de la película para no estropeársela a quien la vaya a ver. Es inesperado, ciertamente.

Lo curioso es que parece haber soportado el paso del tiempo peor que la novela. Eso de andar de punta en blanco por casa, con esas batas tan ceñidas y en tacones, perfectamente pintada y con cada pelo en su sitio....

Y la niña, con esas dos trenzas tan tirantes, que no se las deshacen ni para dormir, no me extraña que acabe matando a unos y a otros, es un suplicio.

El hecho de que cualquiera pueda entrar en tu casa, como Leroy, que entra para vaciar las papeleras (???) o la vecina, que entra simplemente porque le da la gana...

Esos aspavientos y poses exagerandas "Querida, a ti te pasa algo, no creas que no me he dado cuenta", pues como para no dársela! Si no paras de poner gesto de estreñimiento crónico y llevarte las manos a la cabeza y lloriquear por las esquinas!

A pesar de todo eso, y si pasas esas cosillas por alto, se pasa un rato entretenido, a menudo la niña parece un tanto repelente de lo perfecta y tiquismiquis que es, pero bueno, así debe ser.

Y lo dicho en el post de la novela, el final es distinto.

Por cierto, que alguien me diga cómo es posible pasarse tres días con sus noches en la sala de espera de un hospital y estar como recién salido de la ducha, fresco como una lechuga y con la ropa planchada y totalmente limpia, sin sueño ni nada.

Simiente perversa, William March


Recordaba la película, pero hasta que tropecé accidentalmente con la novela, no sabía que tenía un origen literario. Así que me puse a leer, claro.

Disfruté la lectura, es una historia entretenida y si no la conoces, incluso puede que un poco inquietante, por el hecho de que el criminal es una niña aparentemente perfecta, educada, dulce, trabajadora, ordenada... hasta que quiere algo, claro. Lo que Rhoda quiere ha de tenerlo y al instante, o si no ocurrirá un "accidente" que, como consecuencia, hará que consiga lo que desea.

El meollo de la cuestión está en que las tendencias homicidas se heredan. Al menos ese es el espíritu de la obra. La madre de Rhoda, Christine, se entera que es adoptada y no sólo eso, sino que su madre fue una conocida asesina en serie. Cuando se da cuenta de que los "accidentes" los provoca su hija, se siente culpable, ya que es su legado, por tanto, su culpa.

En lugar de compartir sus descubrimientos con su marido, su padre o sus amigos, se lo calla y actúa en consecuencia. No desvelaré el final por si te apetece leerla. Y es una buena lectura de cara al verano. No será el libro de tu vida, pero sí te dará un tiempo de entretenimiento.

domingo, 17 de mayo de 2015

Nubes y oso



Si no lo sabes, te lo digo ahora: me gustan las nubes y los árboles. Así que de vez en cuando me pongo a sacar fotos de ambas cosas.

Lo del oso no tiene nada que ver, fue de la última visita al zoo de Vigo, estaban los dos osos tan panchos, paseando aparentemente tranquilos.

Así que ahí van unas pocas fotos de nubes y la del oso. ¿Se nota que he estado haciendo revisión de carpetas de fotos?


El cielo semi cubierto cerca de casa



El oso, por supuesto :)



Nubes que me recordaron las estelas de los aviones en el cielo (pero no)



Nubes en el colegio.



Nubes cerca del colegio



Más de lo mismo, pero me encantan.

martes, 12 de mayo de 2015

Flores en el ático / Pétalos al viento, V. C. Andrews



Hace muchos años, allá por el siglo pasado, conocí a una pareja de gemelos. Era curioso, porque cuando les conocí pensaba que sólo eran amigos, ni imaginaba que fueran hermanos y mucho menos gemelos. Todo el mundo les confundía y yo les veía completamente distintos, estuvieran juntos o por separado. No entendía que nadie viera lo diferentes que eran uno de otro, tanto físicamente como a nivel de sus personalidades.

Pues bien, eran hombres muy serios, jamás les vi sonreír, siempre trabajando, sin diversiones al menos aparentemente, lo que algunas personas llamarían "muchachos rectos y cabales".

Supongo que fue por el hecho de verlos tan distintos, pero de alguna forma les caí en gracia. Y de vez en cuando hablábamos (apenas tenían relación con nadie, eran menos sociables que yo, por increíble que parezca). En una de esas charlas, me hablaron de una serie de libros que habían leído y que les encantaron.

Era la saga de Flores en el ático, Pétalos al viento, Si hubiera espinas, Semillas del ayer y Jardín sombrío. Yo me imaginaba algo serio y sesudo, que era lo que encajaba con el aspecto de los dos hermanos. Y me encuentro con una historia de niños encerrados y escondidos, con un asesinato, con relaciones incestuosas, con seducciones, errores y venganza.

Hace unos días me puse a releerlos. Y la verdad es que sólo lo hice con los dos primeros, la historia me empachaba un poco. Supongo que fue por conocerla ya de antes. Pero tantas tragedias encadenadas se me hicieron un poco indigestas, la verdad. Lo que sí haré, en algún momento futuro, será leer Jardín sombrío, que es la "precuela" de la saga a pesar de ser la última en la serie.

Te recomiendo la primera, Flores en el ático y la última, Jardín sombrío. Otra opción es leer todas las novelas de la saga, pero dejando pasar un cierto tiempo entre cada lectura, para que no pase lo que me ocurrió a mí.

Pues eso, tú decides.

Ah, creo, por lo que he visto en el blog de therwis, que han hecho alguna película, supongo que en plan "película de sobremesa del fin de semana", no sé si me entiendes. Sobre ellas no puedo opinar ya que no las he visto, pero siempre puedes visitar el blog de therwis y leer su reseña. Me encantan las reseñas de ese blog, lo confieso.

Fast and furious 7, 2014









Cosas pre-película:

-¿se notarán los cambios que tuvieron que hacer debido al fallecimiento de Paul Walker?
-¿cómo podrán superar las "machadas" que hacían en películas anteriores? ¿qué mas se les puede ocurrir que sea sorprendente o que vaya más allá de lo que han hecho hasta ahora?


Pues una vez más, sorprendida por las cosas que se les ocurren a los guionistas. No voy a entrar en muchos detalles, sólo decirte que empieza con coches saltando de un avión, en paracaídas.


En cuanto a Paul Walker, su personaje aparece durante todo el metraje. Yo había pensado que tal vez le "hicieran morir" en algún punto de la película, pero no. Al final de todo, en los últimos segundos, si te fijas sí notas que hay algún montaje, justo cuando acaba y le están haciendo un pequeño homenaje. Pero hay que reconocer que hicieron un trabajo magnífico, no se rompe el ritmo de la acción ni se nota que tuvieron que hacer cambios y utilizar metraje "antiguo".

Es muy entretenida, y te lo dice alguien a quien a priori no le gustan nada este tipo de películas. De hecho, si no fuera porque me las recomendaron, no habría visto ninguna, las habría desdeñado sin pensarlo.

Película de palomitas y para quedarte boquiabierto en algunas escenas. Sí, que se pasan mucho y es muy exagerado, pero también muy divertido.

Paddington, 2014






La típica película para toda la familia que a pesar de estar encaminada más hacia los peques, la disfrutan todos. Un oso parlante del más recóndito rincón de Perú decide ir a Londres en busca de un explorador que años antes visitó su hábitat. El oso busca un hogar pero en principio la gente no se muestra muy hospitalaria con él, sobre todo cuando en su ignorancia no hace más que provocar desastres hogareños.

Para pasar el rato con una sonrisa en la boca.

Genial los efectos, el oso parece real en muchas ocasiones.

Peligro inminente, 1990


















Me encantan las novelas de Agatha Christie, cada cierto tiempo vuelvo a releer mis títulos favoritos. Y también cada cierto tiempo veo las adaptaciones que se han hecho de ellos. Hay dos series que me gustan especialmente, la de Hércules Poirot y la de Miss Marple. Cada episodio es una historia, una película, en mi opinión perfectamente ambientadas y con los personajes muy bien escogidos.

La otra noche tocó volver a ver Peligro inminente, se podría decir que la historia de una muerte anunciada, ya que la protagonista se pasa todo el tiempo intentando ser asesinada, para gran disgusto de Poirot, que siente que fracasa en su intento de protegerla.

Te recomiendo tanto la novela como el episodio de la serie (o más bien película, como dije antes), a pesar de que no es uno de mis "más favoritos".

En serio, si aún no has leído nada de la autora, ya estás tardando. Te recomiendo El caso de los anónimos, Un triste ciprés, Hacia cero, Maldad bajo el sol.....

jueves, 7 de mayo de 2015

The wonders, 1996









Otra que repito. Hace unos días, sin venir a cuento, empecé a recordar y tararear la canción que  da título a la película en su versión original, That thing you do (es esta), recordaba cómo se transformaba la canción, pasando de ser una balada a ser un gran éxito bailable cuando el batería decide, en un concurso, cambiar el ritmo. El grupo, The wonders, gana el primer premio y ahí empieza su ascensión hacia la fama. Y también los problemas.

Me gustó también esta segunda vez que la vi. Y la cancioncita sigue sonando en mi cabeza.

Kingsman, servicio secreto, 2014








Es una pseudoparodia de las películas tipo James Bond, con agentes secretos elegantes, con armas en todas partes y grandes habilidades para la pelea cuerpo a cuerpo. Hay una vacante en el grupo tras la muerte de uno de los componentes y se hace una selección entre un grupo de chicos y chicas.

Muchos aparatejos escondidos en útiles comunes como bolígrafos y paraguas, mucho ambiente de club inglés para caballeros y muchas exageraciones y guiños con la finalidad de sacar una sonrisa al espectador. He de confesar que en mi caso no lo consiguieron. Aunque sí me pareció entretenida. Y, sorprendentemente, me gustaron algunas de las escenas de acción. Casi todas, de hecho.

Coge algunas palomitas o algo para picar, una bebida fría y a verla, si te apetece.


Dragón rojo, 2002









Hace años que leí la novela de Thomas Harris y que vi por primera vez la película. También vi la película Manhunter, de 1986, protagonizada por William Petersen (Grisom de CSI Las Vegas) en el papel de Will Graham.

He de confesar que me gustó más esta versión que la original. Es una película entretenida, está muy bien para pasar el rato y lo mismo se puede decir de la novela en que está basada. Empieza contando cómo fue atrapado Hannibal Lecter y las secuelas que sufrió Will y que hicieron que abandonara el trabajo con el FBI.

Si te apetece un día de monográficos, es una buena opción para ver antes de El silencio de los corderos, y si tienes algo más de tiempo, leer los libros. Las otras dos películas de la "saga", en mi opinión, no merecen la pena ni para pasar el rato.


sábado, 2 de mayo de 2015

La tía Tula, 1964









Como comenté en la entrada referente a la novela, recordaba haber visto la película y que era bastante diferente. Así que me animé a volver a verla. Y sí, es muy diferente.

La Tula de la película es una mujer soberbia, fría salvo con los niños, inflexible, que desoye los consejos de los demás y tiene muy claro lo que debe hacer.

Se hace cargo del hogar de su hermana cuando ella fallece, llevando la casa y criando a sus dos hijos. Cuida a su cuñado, quien poco a poco siente una fuerte atracción hacia ella, que no es correspondida.

Y sucede lo inevitable, Ramiro acaba seduciendo a una muchacha y tiene que casarse con ella. Y Tula queda sola.

A pesar de que los personajes y el desarrollo son bastante diferentes a la novela, ambas son recomendables, en mi opinión. Un clásico. Bueno, dos.

Arroz y tartana, 2003








Adaptación de la novela homónima de Blasco Ibáñez. Es una mirada a la sociedad valenciana de 1900 a través de doña Manuela, una mujer rica venida a menos pero que hace lo que sea necesario para mantener las apariencias y cuya mayor preocupación es "casar bien" a sus dos hijas, pareciéndole algo menospreciable el hecho de que su hijo Juan se dedique al comercio.

Va malvendiendo cosas de su casa, firmando pagarés, hipotecando sus posesiones y sin dejar de gastar el dinero casi tan rápido como lo consigue, sin detenerse a pensar en nada, sin regateos y todo por el qué dirán.

Nada de pasear a pie por el parque, sino que tiene que salir con "las niñas" en el coche de caballos, para ver y ser vistas por la gente "bien" y para sentirse mejores que los pobres que van caminando por no poder permitirse el gasto del caballo y el coche.

Juan sin embargo es un muchacho trabajador y que intenta frenar la carrera de gastos de su madre, sin conseguirlo, ya que el amor hacia ella hace que cuando la ve mal o llorosa, deje de recriminarle las cosas.

Se nos muestra el mercado, los distintos oficios que había por entonces, la pobreza de algunos campesinos, timos y demás. Personajes de todos los estratos sociales, las relaciones a veces hipócritas entre sus miembros, todo queda plasmado en esta historia.

No sé si es muy fiel a la novela, porque no la he leído. Un título más para lecturas pendientes.

Los piratas de Silicon Valley, 1999









Los sorprendentes inicios de Steve Jobs (Apple) y Bill Gates (Microsoft) en el mundo de la informática, en el momento en que tuvieron la "loca" idea de crear los ordenadores personales, llevar la informática a los hogares.

Para mí fueron sorprendentes porque gran parte de lo que hicieron fue "robar". El primer programa que Gates "vendió", Dos, no era suyo sino que le compraron el software a un conocido, pero después de que IBM aceptara vender sus ordenadores con su programa, no antes. Es decir, vendieron a IBM algo que aún no tenían.

Por otra parte, Jobs era más un relaciones públicas y un directivo que uno más del grupo de trabajo. Mientras Gates se centraba inicalmente en el software, Jobs y compañía se dedicaban al hardware, a construir los  aparatos en sí. Tuvo la gran suerte de que Hewlett Packard recharaza el prototipo (el creador estaba obligado por contrato a ofrecerles todo lo que ideara), así que se hicieron de oro, como se suele decir.

En el apartado personal, mi opinión es que eran un par de impresentables. Jobs era insoportable, egocéntrico, egoísta, maleducado.... Gates era un niñato manipulador que iba a lo suyo sin más.

Gente muy desagradable, aunque tengo entendido que con los años han mejorado bastante y que Gates es, hoy en día uno de los mayores filántropos y ha donado el 95% de sus ganancias a diversas causas.

Pues eso, es parte de la historia reciente en cuanto a tecnología. E interesante, aunque a veces te den ganas de darles unas zurras a los dos protagonistas.