domingo, 19 de abril de 2015

La tía Tula, Miguel de Unamuno



Hace muchos muchos años, vi la adaptación de la novela para la pantalla. Y la verdad es que me sorprendió mucho leer ahora la historia, después de tanto tiempo. Porque la Tula de la película era una mujer fría, egoísta, en plan "ni come ni deja comer", cuyas decisiones hacen que ocurra lo que ocurre. Es decir, es "la mala".

En la novela es muy diferente. Deja de ser el perro del hortelano para convertirse en la "madre virgen", o más bien "la madre universal", ya que acoge como hijos propios a los de su cuñado, Ramiro, que es, en este caso, "el malo", por inconstante, por débil, por egoísta.

Puede que al leer se te haga extraña la forma de expresarse que tienen los personajes, pero hay que tener en cuenta que todo transcurre en una época muy diferente a la actual, con valores sociales y morales muy distintos a los que vivimos ahora. Leyendo bajo esa perspectiva, es interesante la forma de actuar de los personajes, cómo algunos se dejan llevar sumisamente y cómo otros deciden por los demás con un cierto punto de ligereza que a veces da  un poco de miedo incluso. Es como jugar a ser un dios, casi.

Pues eso, que los clásicos casi siempre tienen un punto de interés. Además es muy muy cortita y se lee del tirón, así que si te apetece, ya sabes.

4 comentarios:

Margari dijo...

La peli no la he visto pero el libro sí que lo he leído. Magnífico, como casi todo lo escrito por este gran autor.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Es lo bueno de los clásicos en general, no suelen defraudar

Biquiños!

Emma Bovary Locaporleer dijo...

No he leído nada de Unamuno, quizás este sería un buen título para empezar. Besos.

osheaa dijo...

Yo sólo he leído este del autor, pero no será el único.

Biquiños!!