lunes, 23 de marzo de 2015

Ha nacido una estrella, 1937










Una muchacha americana pueblerina sueña con ser actriz. Ayudada por su abuela, consigue ir a Hollywood, donde se da cuenta de que triunfar en la gran pantalla no es tan sencillo como ir a un estudio, pedir trabajo y por arte de magia protagonizar películas exitosas.

La necesidad le lleva a aceptar un trabajo como camarera en una fiesta privada, donde conoce por casualidad a la estrella masculina del momento, que además es un borrachín y un mujeriego. El la ayuda a empezar, le consigue una prueba, ella triunfa. Se enamoran, se casan y a medida que la fama y la popularidad de ella crecen, las de él van menguando. Hasta que la cosa acaba como acaba (muy triste el final).

A mí me gustó. Como casi todas las películas que suelo ver de esa época. Así que te la recomiendo.

No hay comentarios: