lunes, 23 de marzo de 2015

Exam, 2009

 





Ocho candidatos en la prueba final para conseguir un magnífico puesto de trabajo. Un examen que dura ochenta minutos y consta de una sola pregunta. No pueden salir de la habitación, no pueden hablar con el examinador ni con el guardia de seguridad, no pueden estropear el folio de examen. Sólo hay un vencedor.

Pues eso es la película. Me ha recordado un poco a algunas novelas de Stephen King, sobre todo a La larga marcha y a Cujo, porque va subiendo en intensidad y van ocurriendo cosas de una forma muy "natural", con el ritmo preciso para ello. Es decir, si con lo que te he contado antes te digo algunas de las cosas que llegan a hacer los candidatos, te sorprenderías, pero si ves la película y cómo llegan desde el inicio hasta los diferentes puntos de inflexión, te resultaría casi normal lo que hacen.

La actitud de los candidatos va desde el ayudarse mutuamente hasta el querer eliminar a los demás, para ser el elegido o la elegida.

Lo curioso es que cuando el examinador sale de la habitación y giran el papel del examen, ven que está en blanco. No hay pregunta, al menos aparentemente.

Otra cosa curiosa es que ninguno de los presentes sabe exactamente en qué consiste el trabajo al que optan, sólo dan por sentado que es algo excepcional y por lo que vale la pena hacer lo que sea necesario.

Es importante escuchar con atención.

Si quieres saber la pregunta del examen, tendrás que ver la película.

No hay comentarios: