lunes, 23 de marzo de 2015

Al filo del abismo, 2012






Un hombre entra en un hotel, tiene una habitación ya reservada. Come abundantemente y tras consultar su reloj, sale por la ventana a la cornisa exterior. La gente que está en la calle empieza a darse cuenta del hecho. Se llama a la policía, se corta el tráfico, se preparan equipos especiales para tratar el tema... El posible suicida pide hablar con una mujer determinada, especialista en ese tipo de situaciones.

Hay un motivo por el que ese hombre está ahí y no es el evidente, no es saltar y acabar con su vida. Poco a poco lo irá desvelando, el motivo y las razones que le llevaron a estar donde está y hacer lo que hace.

Me sorprendió que se montara tanta parafernalia por un posible caso de suicidio, con un equipo que parecían los GEO o algo por el estilo, con puestos de mando y tantas historias. Yo esperaba como mucho un negociador y la hipercolchoneta con los bomberos en la calle. Pero los americanos lo hacen todo a lo grande, por lo que parece.

Entretenida.

No hay comentarios: