lunes, 12 de enero de 2015

Sólo el cielo lo sabe, 1955










Y sigo con los clásicos. Un melodrama, algo impensable para la época: una viuda de mediana edad, de situación económica acomodada y con dos hijos ya mayores, se enamora de su jardinero, llegando incluso a aceptar una proposición matrimonial de su parte y dejando de lado otro pretendiente más acorde a sus circunstancias.

La sociedad del pueblecito en que vive no se toma muy bien la noticia y todo el mundo presiona a la mujer para que renuncie a casarse con él.  Y claro, la presión social tiene mucho peso en según qué cosas, así que la mujer renuncia.

Supongo que en su momento tuvo que ser una revolución esta historia. Presenta no sólo los convencionalismos (a aplicar a los demás, nunca a uno mismo), también el egoísmo de la juventud y el miedo a la vida.

Otra película para pasar un rato entretenido. Lo bastante como para que haya buscado más títulos del director, que al parecer siempre tenía a Hudson como protagonista.

Ya te iré contando.

2 comentarios:

Margari dijo...

Ésta la he visto. Que a madre Rock Hudson le encanta. Y creo que he visto junto a ella todas sus pelis. Me gustó bastante.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Pues yo tengo ya en cola un par del mismo director, con Hudson como protagonista, ya iré posteando.

Biquiños!