domingo, 11 de enero de 2015

Que el cielo la juzgue, 1945





Ya había visto esta película hace algún tiempo. Pero leí una referencia a ella, la recordé y empecé a tener ganas de volver a verla.

No es un peliculón ni nada de eso, ni creo que vuelva a verla una tercera vez. Creo que fue un ataque de melancolía o algo por el estilo. Una es débil, ya lo sabes.

La protagonista es una mujer que siempre consigue lo que quiere, y se fija en un escritor al que conoce en un tren que les lleva a ambos al mismo destino. Casualidades de la vida. Pues consigue casarse con él, de una forma un tanto original, por cierto.

Pero ella le quiere sólo para ella, no admite la presencia ni de familia ni de amigos ni nada de nada, así que intenta eliminar de su vida a toda persona que no sea ella misma. Llega incluso a cometer un delito (no voy a desvelarte cuál), con tal de que estén los dos solos.

Llega un momento en que lo que hizo se vuelve contra ella y hace que su marido se aleje, cosa que ella no soporta y que le lleva a planear una venganza, bastante retorcida, por cierto.

Pues eso, es entretenida, está bien, no es una maravilla pero sí puedes pasar un buen rato, tal vez alguna tarde perdida en que no sepas qué hacer.

2 comentarios:

Margari dijo...

La ví hace años, y me gustó bastante. No es una maravilla, pero se deja ver bastante bien.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Es la misma sensación que me da a mí, una buena opción para una tarde tranquila.

Biquiños!