domingo, 11 de enero de 2015

Lo que queda del día, 1993









Y siguiendo la tónica melancólica, me encontré en mi lista de lecturas pendientes "Los restos del día", de Kazuo Ishiguro (recuerdo cuánto me sorprendió ese autor para una novela tan "británica"). El caso es que en lugar de leerla, me puse a recordar la película. Esto hizo que mi impulso de empezar a leer remitiera, ya que recordaba casi toda la historia. Pero también hizo que quisiera volver a verla.

Y así lo hice. Una película que se podría decir que es de amor, o costumbrista o incluso política, social...

Supongo que ya la has visto, fue muy popular en su momento. Y si no es así, te la recomiendo, pero eso sí, te advierto que seguramente te dejará un cierto regustillo entre triste y amargo. Y no sólo por la historia pseudoromántica, sino por todas las facetas en general.

2 comentarios:

Margari dijo...

¿Te puedes creer que no la he visto? Tengo que ponerle remedio... Pero también tengo que leer el libro, que tampoco lo he hecho...
Besotes!!!

osheaa dijo...

Pues es la segunda vez. Y el libro lo tengo en lista de espera también, así que ya le llegará el momento.

Biquiños!