domingo, 18 de enero de 2015

Drácula, la leyenda jamás contada. 2014

 



Pues en mi opinión debería haber quedado sin contar. Se supone que debería mostrarse la cara humana de Vlad Tepes, el príncipe Drácula y los acontecimientos que le llevaron a ser el vampiro de leyenda. Incluso tratan de dar una razón humanitaria para su apodo de "el Empalador".

Peeeeero lo que se consigue es una película con muchos efectos especiales, con muchas peleas y con poco fondo, con poca historia. Algunos planos espectaculares, música rimbombante y poco más.

El final, lo peor, en mi opinión. Espero que no sea para dar pie a una segunda parte.

2 comentarios:

Margari dijo...

Esta la veré próximamente, que es el tipo de pelis que suele gustarle a mi marido. Me parece que voy a adelantar y mucho el jersey que estoy intentando hacer...
Besotes!!!

osheaa dijo...

Por lo menos aprovecharás el tiempo más que yo :)

Biquiños!