lunes, 1 de diciembre de 2014

El perfumista de María Antonieta, Elisabeth De Feydeau



Yo esperaba una novela con fondo histórico, es decir, esperaba una imagen de la reina María Antonieta desde otro punto de vista, el de su perfumista.

Pero no es así. El libro se centra única y exclusivamente en el perfumista y su oficio. Multitud de datos sobre esencias, aceites, aromas, cosméticos, su fabricación, uso, presentación, origen y demás ocupan la totalidad de las páginas (pocas) del libro. Además hay dos anexos que constituyen una especie de diccionario de sustancias y procedimientos para la obtención de perfumes.

Las primeras páginas son una especie de laberinto a través del árbol genealógico del perfumista, remontándose en ocasiones hasta el siglo XII. Lugares, nombres y vínculos familiares hasta llegar al protagonista. Su ascenso en cuanto a clientela, llegando a proporcionar sus productos a la corte francesa. Más páginas dedicadas a ropa y complementos de las distintas damas nobles.

O sea, un aburrimiento. No porque sea una especie de compendio de datos, sino por lo tedioso de su lectura.

No recomendable, en mi opinión, ni siquiera para conocer el oficio de perfumista de la época.


4 comentarios:

Isi dijo...

Pues no lo conocía, pero menudo rollo, no?? :(
Uno menos para la lista!

osheaa dijo...

La verdad es que sí fue bastante horrible, al menos para mi gusto.

Margari dijo...

Tampoco me sonaba. Y por lo que cuentas, lo dejo pasar, que no me interesa nada de nada. ¡Gracias!
Besotes!!!

osheaa dijo...

Gracias a ti, Margari, por la visita :)