domingo, 28 de diciembre de 2014

El corredor del laberinto, 2014








Empezaré diciendo que me decepcionó. El principio parecía interesante, de esos que enganchan; un chaval que se despierta en una especie de montacargas que le lleva a un prado donde viven un grupo de adolescentes. No sabe ni su nombre, aunque se acuerda al poco tiempo, Thomas.

Los demás le cuentan que cada mes aparece un nuevo chico, junto con provisiones para ellos (aunque cultivan sus cosillas y se arman sus casas-chozas). Altos muros de piedra rodean el bucólico claro. Se trata de la pared de un laberinto, al final del cual se supone que está la salida de su encierro.

Pero en el laberinto hay criaturas asesinas, así que sólo entran los llamados corredores, los únicos capaces de recorrerlo (para hacer un plano) y salir vivos del intento.

Con Thomas todo cambia, no voy a entrar en detalles, pero en tres días revoluciona todo. Para más inri, a los pocos días vuelve a aparecer el montacargas, antes de tiempo, con una muchacha (la única chica) y una nota en la que pone que ella será la última, no habrá más.

A ver, vale, quieren un plano del laberinto. Bien. Pero por otra parte, te dicen que el laberinto cambia cada noche, con lo cual no tiene mucho sentido lo de hacer un plano. Y mucho menos, hacer la maqueta esa tan chula, con el prado en medio. Por otra parte, se declaran independientes, con grupos de trabajo especializado, pero después dejan claro que dependen de lo que les envían por el montacargas.

Se supone que el final te engancha y te hace preguntar qué es real y qué no lo es. Se supone también que debes quedar con intriga sobre la naturaleza y la motivación del laberinto. Además, es un final de lo más previsible, con una escena que se supone que es muy emotiva pero que ves venir de muy lejos y te deja como si nada.

Había buscado la trilogía, la novela, pero hasta se me han pasado las ganas de leerla, con eso te digo todo.

Sinceramente, no te la aconsejo, no porque sea un gran fiasco sino porque hay muchas cosas mejores que ver, en mi opinión.

2 comentarios:

Margari dijo...

Ni el libro me había llamado la atención así que la peli tampoco. Y viendo tu opinión... Mejor dejarla pasar. A no ser que la echen en la tele y no haya nada mejor.
Besotes!!!

osheaa dijo...

A mí me dejó fría, la verdad, así que aplaudo tu decisión.

Biquiños!