domingo, 28 de diciembre de 2014

El cielo es real, 2014








Cuando al empezar una película aparece el aviso de "Basada en hechos reales", empiezo a torcer el morro (literalmente). Mal asunto.

Pues esta es una de esas películas. Al principio parece que el protagonista es un pastor (cura), bombero y manitas arreglacosas en su tiempo libre. Uno de esos hombres que viven por y para su comunidad, que habla con todo el mundo e intenta ayudar a quien lo necesita. También un hombre con paciencia y de esa perfección que me resulta tan irritante, que no dice un taco ni expulsando piedras del riñón. Ya ves.

Pues no, a pesar de que es el personaje que más aparece en pantalla, la historia gira en torno a su hijo de cuatro años. Un día se pone muy enfermo, tienen que operarle de urgencia y cuando se repone, dice que ha estado en el cielo. El cielo de paraíso, no el cielo de horizonte y todo eso. Que los ángeles le cantaron, que Jesús le sentó en sus rodillas y cosas así.

Al principio se lo toman como una especie de sueño del niño, una fantasía, después preguntan si hubo problemas durante la operación y el niño estuvo "muerto" durante un tiempo (y la respuesta es que no, no hubo parada vital alguna). La cosa es que sólo el padre parece plantearse una mínima posibilidad de que lo que diga el niño sea cierto. Hasta que empieza a decir y hacer otras cosas, que dejan claro que algo hay ahí.

Todo esto tiene repercusión en la iglesia donde predica el pastor, claro. Y en los vecinos, que reaccionan de formas muy dispares.

Y eso es todo. El niño que en la vida real dijo haber estado en el cielo es ahora un adolescente normal y corriente, el padre escribió en su momento un libro donde cuenta las experiencias celestiales del chaval, hay otra niña que también pasó por una situación parecida y que se dedica a pintar cuadros sobre lo que vio y vivió "en el cielo", etc

Película de sobremesa de fin de semana. No digo más.

2 comentarios:

Margari dijo...

No digas más... Está claro que aunque la echen por la tele, no la voy a ver.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Sabia decisión :)

Biquiños!