miércoles, 31 de diciembre de 2014

Fin de año 2014


No, no es la típica entrada recopilatoria (genial la tuya, therwis) ni nada de eso. Es simplemente que hace diez minutos mi niño se asomó a la ventana para hacer pompas de jabón y empezó a llamarme para que viera "la luz de fin de año".

Y me puse a hacer fotos, así que comparto la única que salió medio decente (así podrás hacerte a la idea de cómo son las demás).

He aquí el cielo hace unos minutos



domingo, 28 de diciembre de 2014

El cielo es real, 2014








Cuando al empezar una película aparece el aviso de "Basada en hechos reales", empiezo a torcer el morro (literalmente). Mal asunto.

Pues esta es una de esas películas. Al principio parece que el protagonista es un pastor (cura), bombero y manitas arreglacosas en su tiempo libre. Uno de esos hombres que viven por y para su comunidad, que habla con todo el mundo e intenta ayudar a quien lo necesita. También un hombre con paciencia y de esa perfección que me resulta tan irritante, que no dice un taco ni expulsando piedras del riñón. Ya ves.

Pues no, a pesar de que es el personaje que más aparece en pantalla, la historia gira en torno a su hijo de cuatro años. Un día se pone muy enfermo, tienen que operarle de urgencia y cuando se repone, dice que ha estado en el cielo. El cielo de paraíso, no el cielo de horizonte y todo eso. Que los ángeles le cantaron, que Jesús le sentó en sus rodillas y cosas así.

Al principio se lo toman como una especie de sueño del niño, una fantasía, después preguntan si hubo problemas durante la operación y el niño estuvo "muerto" durante un tiempo (y la respuesta es que no, no hubo parada vital alguna). La cosa es que sólo el padre parece plantearse una mínima posibilidad de que lo que diga el niño sea cierto. Hasta que empieza a decir y hacer otras cosas, que dejan claro que algo hay ahí.

Todo esto tiene repercusión en la iglesia donde predica el pastor, claro. Y en los vecinos, que reaccionan de formas muy dispares.

Y eso es todo. El niño que en la vida real dijo haber estado en el cielo es ahora un adolescente normal y corriente, el padre escribió en su momento un libro donde cuenta las experiencias celestiales del chaval, hay otra niña que también pasó por una situación parecida y que se dedica a pintar cuadros sobre lo que vio y vivió "en el cielo", etc

Película de sobremesa de fin de semana. No digo más.

Ana de los mil días, 1969








Sí, ya sé que la reseña de la película ya está en el bog, en la entrada Los Tudor, pero volví a verla y pasé un buen rato. Ale, ya está.

El corredor del laberinto, 2014








Empezaré diciendo que me decepcionó. El principio parecía interesante, de esos que enganchan; un chaval que se despierta en una especie de montacargas que le lleva a un prado donde viven un grupo de adolescentes. No sabe ni su nombre, aunque se acuerda al poco tiempo, Thomas.

Los demás le cuentan que cada mes aparece un nuevo chico, junto con provisiones para ellos (aunque cultivan sus cosillas y se arman sus casas-chozas). Altos muros de piedra rodean el bucólico claro. Se trata de la pared de un laberinto, al final del cual se supone que está la salida de su encierro.

Pero en el laberinto hay criaturas asesinas, así que sólo entran los llamados corredores, los únicos capaces de recorrerlo (para hacer un plano) y salir vivos del intento.

Con Thomas todo cambia, no voy a entrar en detalles, pero en tres días revoluciona todo. Para más inri, a los pocos días vuelve a aparecer el montacargas, antes de tiempo, con una muchacha (la única chica) y una nota en la que pone que ella será la última, no habrá más.

A ver, vale, quieren un plano del laberinto. Bien. Pero por otra parte, te dicen que el laberinto cambia cada noche, con lo cual no tiene mucho sentido lo de hacer un plano. Y mucho menos, hacer la maqueta esa tan chula, con el prado en medio. Por otra parte, se declaran independientes, con grupos de trabajo especializado, pero después dejan claro que dependen de lo que les envían por el montacargas.

Se supone que el final te engancha y te hace preguntar qué es real y qué no lo es. Se supone también que debes quedar con intriga sobre la naturaleza y la motivación del laberinto. Además, es un final de lo más previsible, con una escena que se supone que es muy emotiva pero que ves venir de muy lejos y te deja como si nada.

Había buscado la trilogía, la novela, pero hasta se me han pasado las ganas de leerla, con eso te digo todo.

Sinceramente, no te la aconsejo, no porque sea un gran fiasco sino porque hay muchas cosas mejores que ver, en mi opinión.

martes, 23 de diciembre de 2014

Navidad y esas cosas



Alguien me escribió que cómo no me puede gustar la navidad, si hay regalos, chocolate, comida rica y lazos. Pues lo siento, pero no me gusta.

Dejó de gustarme hace más o menos, veintisiete años o así. Cuando los niños (que ahora tienen trentaitantos y sus propios hijos, pero siguen siendo los niños), fueron creciendo y ya dejamos de reunirnos todos por estas fechas. Cuando ellos eran pequeños era diferente. Mucha gente en casa, ruido, cosas que hacer, risas, sisar turrón de la bandeja antes de tiempo, sus caritas al abrir los regalos...

Ahora para mí la navidad es como cualquier otra fecha, con la salvedad de que no hay colegio. Mi hijo está pasando estos días con sus abuelos paternos, así que por lo menos no tengo que esforzarme en fingir el "espíritu navideño".

De todas formas, como sé que hay mucha gente que sí disfruta estas fechas y que son especiales y todo eso, dejo aquí una imagen para la ocasión. No es la típica del hombre anuncio de coca cola (sí, Papá Noel viste como viste por ese refresco, el san Nicolás original vestía de verde), sino que es una de las opciones que aparecieron en mi pantalla cuando puse "imágenes del solsticio de invierno".




Así pues, felices vacaciones, feliz navidad, feliz fiesta de cumpleaños de un hombre que supuestamente nació hace más de dos mil años, o lo que sea, según tus creencias o tu forma de pasar estos días.

Que la suerte esté siempre de tu lado. Larga vida y prosperidad.

Touhou


Aviso: esta entrada puede estar llena de erratas, dado mi escaso conocimiento del tema, pero ahí va.

Los Touhou según los conozco yo, son juegos en plan disparos y más disparos. Dicho así suena más bien regular, pero visualmente son preciosos (sobre todo si no juegas y tienes que esquivar los proyectiles). Es como ver una especie de caleidoscopio mezclado con fuegos artificiales, es muy estético. Y te lo dice alguien a quien no le gustan los juegos de tiros y demás.

El caso es que la banda sonora de los juegos es preciosa. Y eso es lo que quería compartir contigo, la música. Te dejo un par de enlaces a uno de los temas, uno "orquestado" tal y como se escucha en el juego y el mismo, pero al piano.

https://www.youtube.com/watch?v=bnfWnmAfN50

https://www.youtube.com/watch?v=uoMD-R1eb3k


Espero que los disfrutes y te gusten tanto como a mí. Si es así, podrás escuchar más música de los juegos poniendo Touhou en el buscador de Youtube.


¿Dónde están los niños? Mary Higgins Clark



Pues sí, después de dos intentos fallidos de algo ligero que leer (intentos que no pasaron de las dos primeras páginas, así que ni los nombro), fui a lo seguro.

Supongo que todos tenemos varios autores que no nos fallan, que dan justo lo que esperamos de ellos, y esta novelista es uno de los míos.

Ya te he contado alguna vez que leer varios libros seguidos, cansa. Pero en dosis razonables, entretiene, que no es poco. Eso sí, siempre hay alguna pincelada de personaje o personajes "perfectos". Ya sabes, guapos o guapas, trabajadores, emprendedores, pacientes, simpáticos, que jamás han alzado la voz y todo eso.

Esta es una historia corta, se lee muy rápido.

Mujer joven casada con hombre mayor. Dos hijos. Desaparecen y al poco tiempo aparecen muertos (los niños). La acusan a ella. Se salva porque el testigo principal de la acusación huye para evitar ser alistado en el ejército. Pasan los años. Ella rehace su vida, se casa y tiene otros dos hijos. Y un día, aniversario de la desaparición de los primeros, también desaparecen estos. Sospechan de ella (el marido no, porque es de esos hombres perfectos y maravillosos). Ella misma no sabe qué pensar, está en shock. Y de ahí en adelante, tendrás que leerlo si quieres saber qué pasa.

Pues nada más, que es entretenido y está bien para pasar una tarde tranquila. Si quieres.

domingo, 14 de diciembre de 2014

Predestination, 2014





A ver, si lees en una sinopsis que una película trata sobre un agente de la ley que viaja a través del tiempo para detener a un terrorista, lo primero que piensas es que será algo parecido a Minority report o a Timecop. Cruzas los dedos para que no sea muy como Timecop, pero es lo que te viene a la cabeza.

Al menos eso fue lo que me ocurrió a mí.

Pues nada que ver. Sí, hay un agente de la ley. Sí, hay un terrorista, que se dedica a poner bombas por todas partes. Sí, hay viajes en el tiempo en los que el agente trata de detenerle. Pero realmente la película no trata para nada de eso.

La verdad es que es complicado hablar del argumento sin contar cosas básicas, sin spoilers. Lo que sí te puedo decir son dos cosas:

una- es la película más endogámica que he visto (hasta ahora) en mi vida

dos- aún no sé si me ha gustado o no. Entretenida es, te pasas todo el tiempo como esperando a que pase algo, no sabes el qué y cuando te das cuenta, se ha acabado.

Así que si quieres saber más sobre ella, tienes dos opciones: verla y/o preguntarme al respecto.


miércoles, 10 de diciembre de 2014

Lucy, 2014


Basura.

No esperaba nada así de Luc Besson.

No merece ni una palabra más en la reseña, ni una imagen.

martes, 9 de diciembre de 2014

La redada, 2010








Hace un tiempo había leído sobre lo ocurrido en el Velódromo de París durante la Segunda Guerrra Mundial. Miles de judíos fueron arrestados y conducidos al edificio, donde estuvieron durante días sin comida, ni agua ni las más elementales condiciones de higiene y salubridad.

Fueron detenidos y sacados de sus casas para ser posteriormente llevados a distintos campos de concentración, a continuación separar a las familias, saliendo los padres primero hacia los campos de exterminio alemanes y siguiéndoles los niños más tarde.

La película empieza unos días antes de esa fecha, para mostrar lo que era la vida de los judíos en aquella época, cómo iban quitándoles sus derechos y libertades, hasta acabar hacinándolos y dejando sus vidas en manos de los nazis.

Se centra especialmente en los niños y en una enfermera que, enfrentada a la realidad, hace lo posible para mejorar sus vidas y tratar de salvarles.

Es una película dura y triste en muchos sentidos. No sólo por la muerte, la enfermedad y la separación de padres e hijos, sino porque muestra la inocencia de los niños, cómo mantienen la esperanza de que todo irá bien, de que se reencontrarán con sus padres y la vida volverá a la normalidad. También queda patente la amistad incondicional entre ellos, cómo se ayudan y se apoyan, llegando hasta sacrificar el poder evadirse por quedarse con los que no pueden escapar.

Tú decides si verla o no. No te dejará indiferente, creo.


lunes, 8 de diciembre de 2014

Voces del silencio, Tabitha King y Michael McDowell



Me llamó la atención por dos motivos: estaba escrita por la mujer de Stephen King, de la que ya sabía que era escritora pero no había leído nada. La pobre debe estar hasta el mismísimo moño de que la conozcan por ser "la mujer de", pero es lo que le ha tocado.

El otro motivo es que la historia es de Michael McDowell, quien falleció antes de acabarla. Y Tabitha, amiga suya, con ayuda y apoyo de la familia del fallecido, tomó sus notas y rehizo la novela. Ella misma admite que el resultado no tiene nada que ver con lo que él habría o había escrito, pero es lo que le salió y disfrutó en el proceso.

La protagonista es Callie, una niña con capacidad de escuchar a los muertos, e incluso algunas veces, de verlos. Su padre es brutalmente asesinado cuando ella tiene ocho años y desde ese momento su vida da un giro inesperado, conoce a gente muy particular y tiene experiencias de lo más extrañas.

Empezar empieza bien. Una historia interesante, un crimen atroz, una niña que no sabe que sabe más que los demás, una madre medio histérica, el desprecio general de su familia, etc.

Pero la verdad es que se embrolla mucho. Trata de mantener un aura de misterio y de temor alrededor del personaje de Callie y lo que hace es aburrir. Que si escucha graznidos de pájaros, que si sube chorrocientas veces al desván y encuentra cosas raras, cosas por el estilo, siempre diciendo lo mismo, sin avanzar. Además, se supone que ella va descubriendo cosas sobre la muerte de su padre y sobre las personas con las que vive, pero nada más, no sabemos qué sucede, sólo que ella "sabe".

El final es atroz. Es como si la autora se diera cuenta de que tenía que finiquitar la historia en pocas páginas y quisiera acabar lo antes posible. Y sin sentido, además.

Una de las peores novelas que he leído últimamente, la verdad. Un dolor de cabeza, más que otra cosa. Vamos, que mejor que Michael McDowell no haya visto la escabechina, el pobre.

Sentencia de muerte, 2007








Familia ideal: papá, mamá y dos hijos adolescentes. Los padres son perfectos, pacientes, guapos, triunfadores, de esos a los que no les importa jugar con los hijos por muy cansados que estén, que nunca se enfadan, gritan o pierden los nervios. Una vida feliz y una familia modélica. El hijo mayor es un buen deportista y el pequeño es el típico que crece a la sombra de su triunfo.

Un día, a la vuelta de un partido (el padre recorre cientos de kilómetros si es necesario para que el chaval juegue, sin poner mala cara ni nada), paran a repostar en una gasolinera con tan mala suerte que se encuentran con una pandilla de matones. Es una prueba para el nuevo miembro del clan: ha de matar a alguien. Y mata al chico.

El padre reconoce al asesino, le detienen, le van a juzgar y justo antes, el abogado le dice que el chico pasará poco tiempo en la cárcel, que es lo que pasa siempre y que si llegan a encarcelarlo es por haberlo reconocido. Eso, naturalmente, indigna al padre. En el juicio dice que duda de si es el culpable o no (aunque sabe que sí lo es), con lo que el acusado sale libre de cargos.

Y el dulce padre se toma la justicia por su mano, con lo cual empieza una guerra entre la pandilla y él, con víctimas colaterales por ambos lados, claro.

Pues eso es todo, ya la has visto. El padre es tan insoportable cuando va de don perfecto que cuando se disfraza de macarrilla de medio pelo. Con facilidad para encontrar armas, para librarse del ataque de un grupo de violentos... La mujer comprensiva a más no poder, el hijo traumatizado...

Yo te aconsejaría no verla, es una serie de clichés y de despropósitos encadenados, no hay nada creíble, entretenido o interesante, la menos en mi opinión.

lunes, 1 de diciembre de 2014

El perfumista de María Antonieta, Elisabeth De Feydeau



Yo esperaba una novela con fondo histórico, es decir, esperaba una imagen de la reina María Antonieta desde otro punto de vista, el de su perfumista.

Pero no es así. El libro se centra única y exclusivamente en el perfumista y su oficio. Multitud de datos sobre esencias, aceites, aromas, cosméticos, su fabricación, uso, presentación, origen y demás ocupan la totalidad de las páginas (pocas) del libro. Además hay dos anexos que constituyen una especie de diccionario de sustancias y procedimientos para la obtención de perfumes.

Las primeras páginas son una especie de laberinto a través del árbol genealógico del perfumista, remontándose en ocasiones hasta el siglo XII. Lugares, nombres y vínculos familiares hasta llegar al protagonista. Su ascenso en cuanto a clientela, llegando a proporcionar sus productos a la corte francesa. Más páginas dedicadas a ropa y complementos de las distintas damas nobles.

O sea, un aburrimiento. No porque sea una especie de compendio de datos, sino por lo tedioso de su lectura.

No recomendable, en mi opinión, ni siquiera para conocer el oficio de perfumista de la época.


Premonición mortal, Linda Howard



Un asesino en serie y una vidente. Ella perdió sus facultades tras un incidente seis años antes, y de repente se ve en la piel del asesino, sintiendo lo que siente y viendo lo que hace mientras mata a una de sus víctimas.

Pues me animé mucho al ver la sinopsis. Asesino en serie, vidente, policía incrédula... los ingredientes necesarios para que me entretuviera unas horas.

Y la verdad es que así fue... al menos hasta llegar a la parte eroticofestiva. Porque la autora (en mi humilde opinión), la pifia metiendo romance y sexo por medio. Que nada más verse, se enamoran perdidamente, aunque ninguno de los dos quiere admitirlo. Y que nada más tocarse, tienen que practicar el mejor sexo de sus vidas y todo eso.

Policía grandote, fuerte, leal, servicial y chica dulce, hermosa y aparentemente frágil. La historia de siempre. Y conste, la historia de siempre no está mal, siempre y cuando sea lo que esperas encontrarte. Si te pones a leer una novela en plan Jazmín, Julia, Tentaciones o algo así, es lo que es. Pero si te plantean una novela centrada en un asesino en serie y por el medio te meten páginas y página en las cuales "su dura masculinidad se abrió paso a través de la húmeda hendidura femenina, dejándose llevar ambos hasta la cima del placer y rindiéndose a sus sentidos" o chorradas por el estilo, como que te estropean la historia.

Al menos es lo que me sucede a mí. Por una parte, las muertes y todo eso, la percepción de la vidente, la forma de pensar y actuar del asesino. Por otra parte, los estereotipos horrendos de chico fuerte y protector vs chica hermosa y debil. Y para acabar de estropearlo todo, sexo en plan ñoño. Que no sé tú, pero a mí me dicen que van a atravesar el húmedo y cálido centro de mi femineidad con la dureza masculina y lo último que hago es sentir excitación. Más bien pensaría seriamente en buscar ayuda psicológica para quien ande por el mundo diciendo esas boberías.

Pues eso, que me salté páginas enteras. En cuanto leía algo parecido a "sus cuerpos se rozaron y la pasión les inflamó inmediatamente", ya empezaba a saltar párrafos, leyendo una  o dos palabras de cada uno, hasta que acababa "el maravilloso acto de amor y pasión".

Lo sé, soy poco romántica y todo eso, prefiero leer cómo un asesino en serie planifica su próximo ataque a leer cómo acarician turgentes senos con dedos temblorosos de excitación. Pero soy así. Si quiero leer algo de tintes eróticos, no buscaría nada con semejantes expresiones.

Si tú no tienes tantos remilgos como yo, pues te recomiendo la novela. Creo que si hubieran quitado esas partes tan tontas, (siempre según mi opinión), habría quedado muchísimo mejor todo.