domingo, 30 de noviembre de 2014

Moving on


Vi la serie Lost por mi gato. El estaba enganchadísimo a ella, tanto, que la veía a través de Internet, en versión original por no esperar el episodio en español.

Yo había intentado verla un par de veces, pero no pasaba de la primera media hora. El personaje de Jack me chirriaba, tenía ganas de darle con algo en la cabeza (sí, un palo, una piedra, un trozo de avión...). Es que la gente tan sumamente perfecta y maravillosa despierta lo peor de mí.

El caso es que llegó el final de la serie. Y empezaron los comentarios negativos, muy negativos. Tanto, que por primera vez (que yo supiera), mi gato no vio el episodio nada más salir, sino que esperó por miedo a sentirse defraudado.

Pues al ser como soy, el enterarme de que a nadie le había gustado el final, hizo que me pusiera a ver la serie. Sí, ya ves, una crítica negativa masiva me tira más que todas las positivas del mundo. Así empezó mi maratón de Lost, día y noche, estuviera ante la pantalla o fregoteando, teniéndola de fondo. Mi meta era el final, si era tan terrible o no.

La verdad es que me enteré de bien poco de la historia. Supongo que fue por verla por pura cabezonería y no por gusto.

Hace unas semanas volví a empezar a verla. Pero verla de verdad, no en plan "pasar episodios". Y aunque me perderé algunas sorpresas por haberla "quasivisto" antes, la verdad es que la disfruto bastante.

Respecto al final, a mí me gustó. Es complicado encontrar un final para una serie tan "distinta". En el peor de los casos, si eres una de esas personas a las que no les gustó nada, compáralo con el final de Dexter, ya verás como después no te parece tan malo.

Te dejo lo que quería poner en esta entrada, que es, ni más ni menos que el tema del final de la serie. Puedes poner el vídeo tranquilamente, no hay escenas ni nada, sólo una foto fija con los protagonistas. Y el tema es, en mi opinión, precioso. Compuesto por Michael Giacchino, se titula Moving on y aparece en la banda sonora de la serie como un "bonus track".

 https://www.youtube.com/watch?v=J5wOHIi7xCU

Espero que te guste y la disfrutes.

martes, 18 de noviembre de 2014

Para ti no hay palabras, Maruja Vieira





Para ti no hay palabras.
Hay sólo mudas páginas en blanco
y este lento caer
de las manos inútiles
que olvidaron y hallaron
letras
sueños
y árboles.

Hubo palabras antes.
Cuando el mar,
cuando el grito luminoso
de los últimos faros.

Para ti sólo hay tiempo,
no hay palabras.
Y el tiempo es infinito
ahora que te amo.


Nadie te encontrará, Chevy Stevens



Me tropecé con esta novela de casualidad. Y me alegro mucho por ello. Vaya por delante que te recomiendo leerla, sin peros ni pegas.

Annie fue secuestrada y vivió durante un año con su secuestrador, aislada en una cabaña de las montañas, sujeta a los caprichos y normas de su captor.

La historia nos la cuenta la propia protagonista, a través de las sesiones que tiene con una psiquiatra, a la que relata sus vivencias y sus sentimientos, mezclando lo ocurrido con el presente, lo que vivió con las secuelas de ello.

Es interesante no sólo por la historia en sí del secuestro y por cómo vemos la evolución del comportamiento y los sentimientos de Annie según pasa el tiempo, sino que vemos más allá de la liberación. Hay un momento en que le dicen algo así como "Ya pasó, ya estás a salvo" pero lo que ella vive, lo que tiene que superar es muy difícil, casi imposible de superar. Ya es libre en el sentido de que nadie la tiene retenida en un lugar, pero realmente en cierto modo sigue secuestrada, por el miedo, por los recuerdos, por cómo han cambiado ella y la  relación que tenía con familia y amigos.

Así que si no tienes nada que leer o si te he despertado interés, no dudes en echar mano de esta historia.

Ya me contarás.


sábado, 15 de noviembre de 2014

La más feliz de las mujeres, Jean Plaidy



Me gusta mucho tanto la novela histórica como la historia novelada. En esta novela de Jean Plaidy se cuentan los años de juventud de Ana Bolena, desde que de niña es llevada a la corte de Francia hasta que se celebra su boda con el rey Enrique VIII.

Es curioso cómo un mismo personaje histórico es retratado de formas tan dispares entre sí. He visto y leído sobre una Ana intrigante, sobre una Ana desleal (con su hermana María), sobre una Ana rendidamente enamorada del rey...

En esta ocasión se perfila una evolución desde una joven tremendamente enamorada de Percy y dispuesta a todo por su amor, la amargura posterior, el inicio de su odio hacia Wolsey. Otra ilusión imposible, con Wyatt. El triunfo de la ambición sobre el resto de sentimientos.

Poco a poco se va viendo cómo el ansia de poder y venganza germinan y crecen poco a poco, ocupando el sitio del cariño, la generosidad, el amor, la ilusión. Una Ana que busca simplemente el amor, crece y evoluciona hasta ambicionar el mayor poder: manejar al rey y llevar la corona.

La lectura ha sido diferente, en el sentido de que hasta ahora todo lo que había llegado a mis ojos fueron relatos referentes a su reinado y muerte, mientras que en esta ocasión la historia termina justo en el momento en que suelen empezar las otras. Ha sido como una especie de prólogo a la historia que casi todos conocemos.

Lo agridulce ha sido no saber al fin y al cabo, quién fue la Ana Bolena real, si una intrigante, si una inocente, si una ambiciosa, si una mujer enamorada, si un peón en manos de su padre y su tío...

Supongo que es algo que nunca llegaremos a saber, como tantas otras cosas de hechos históricos.

Pues eso, que me gusta la novela histórica y la historia novelada, aunque aún no he encontrado ninguna obra a la altura de Los reyes malditos, de Maurice Druón.


jueves, 13 de noviembre de 2014

Poema "Este jueves", de Manuel Alcántara







Este jueves depende de tu boca.
Debes cuidarlo igual que un parque a un niño,
como cuida el otoño cada hoja
y le procura el aire necesario
para que se reúna con las otras.

Mira este jueves. No lo sabe. Míralo
acercarse a nosotros entre sombras.
y ocupar la ciudad como un ejército
que no pensara nunca en su derrota.
Será jueves en todo. Está de paso
pero quiere vivir de luces propias.
Entrará en la oficina de mañana,
a mediodía contará sus horas
y se quedará al norte de las cartas
que desde que se escriben son remotas.
Mira cómo se acerca hasta nosotros:
viste de azul y herencias sigilosas,
establece su número y su luna
¡el tiempo siendo jueves en las cosas!

Cuídalo tú que puedes, no le dejes
que tal día haga un año en la memoria.
Mira cómo se acerca a la ventana
sin saber que depende de tu boca.

Para pasar un día con nosotros
ha salido este jueves de sus sombras.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Esta mañana...


Rara vez recibo llamadas al teléfono fijo. Suelen ser de origen publicitario o equivocaciones.

Esta mañana ha sonado y me habla una mujer que decía llamarse Aurora, diciéndome que yo había tenido la suerte de haber sido elegida para un premio. Mosqueo. Me explicó que sólo 99 personas en toda España tendrían el premio que yo había ganado.

Y no era ni más ni menos que el equivalente a más de mil euros en apuestas de Euromillones. Es decir unas seiscientas apuestas o algo por el estilo (a estas alturas de la llamada ya no le hacía mucho caso, estaba ya a punto de colgar el teléfono). Y me aseguraban premio, hasta ciento sesenta millones de euros. Sí, así, por la cara.

Se oían de fondo multitud de conversaciones, era claramente una especie de centralita de llamadas. Y para rematar me dice que participar me costaría menos de sesenta euros. Ole por el premio. Obviamente le dije que no. Se escandalizó. Mira que rechazar el ganar millones de euros.... Seguí negándome, educadamente a pesar del obvio intento de timarme. Y al final tuve que colgar el teléfono de forma muy poco educada, ante la insistencia de la mujer.

Me he planteado la posibilidad de acercarme a la Policía y contar lo ocurrido, con el fin de que estén sobre aviso y se pueda hacer algo para alertar a la gente, porque seguro que más de una persona estará tan necesitada o será tan inocente, que caerá en la trampa. Pero ni tengo el teléfono desde el que me llamaron (mi fijo no tiene identificador de llamadas), ni puedo dar ningún dato sobre la persona que me llamó. Y no sé qué se podría hacer.

Así que escribo esta entrada por si le sirve de ayuda a alguien. Que la gente piense que nadie regala duros a cuatro pesetas, como dice mi madre, y que en tiempos de crisis como este, la gente está muy desesperada y tiende a no pensar y lanzarse ante lo que ve como una oportunidad de mejorar.


La llave de la luz, Nora Roberts



Nora Roberts es una escritora de novelas "románticas". Dentro de su muy extensa bibliografía, hay novelas que son las típicas de amor, donde la historia se centra en la relación chico-chica, hay otras que se desarrollan en medio de una historia de intriga o crímenes y otras que tienen como fondo la mitología.

Esta es de la tercera clase. Y lo que la hace irresistible para mí es que el mito es celta, irlandés. Y a estas alturas ya sabes que tengo una cierta debilidad hacia las cosas gaélicas y demás, así que empecé a leer la novela (primera de una trilogía) con ganas.

Dejando aparte de que los protagonistas son física, emocional e intelectualmente perfectos y maravillosos (algo que me irrita), la novela está muy bien. Tiene aventura, intriga, sucesos mágicos, humor y el consabido romance entre la mujer y el hombre perfectos.

Pues eso, un mito celta al servicio de la novela romántica. Si te gusta, a leerlo.

Tru calling, serie









Realmente Eliza Dushku tiene muy mala suerte con las series que protagoniza, tanto Tru calling como Dollhouse se cancelaron en la segunda temporada. Y es una lástima, porque al menos en mi opinión, son (eran) series interesantes, aunque muy diferentes.

Esta, Tru calling, no se puede decir que llegara a ser una serie de culto ni nada por el estilo, pero sí era entretenida, con su punto de humor y algunos planteamientos interesantes. La cancelaron de forma muy brusca, cuando apenas había empezado la segunda temporada y deja, así, todas las tramas de la historia principal sin solución.

La protagonista es Tru, una chica que quiere estudiar medicina y para conseguir puntos de cara a entrar en la facultad, se pone a trabajar en una de las morgues de la ciudad.

La sorpresa es que en su primera noche de trabajo, una de las muertas abre los ojos, gira la cabeza hacia ella y le dice "Ayúdame" e inmediatamente el tiempo va hacia atrás, hasta el momento en que la protagonista se despierta por la mañana. Es decir, vuelve a vivir el día que ha pasado.

Y ese es el tiempo que tiene para impedir la muerte de la chica, partiendo sólo de la información que llega con el cadáver (nombre, hora de la muerte y causa del fallecimiento).

Su jefe es una persona muy particular y mi personaje favorito de la serie, de ahí que haya elegido una imagen suya para ilustrar la entrada. Es muy tímido, muy "friki" y además conoce el secreto de True, lo cual la ayuda mucho a la hora de conseguir evitar muertes.

Las cosas se complican cuando aparece otro trabajador con su mismo don, pero al revés. Es decir, él no evita las muertes, sino que trata de que el destino siga su curso, intentando sabotear el trabajo de Tru. No es que sea una mala persona, es que está firmemente convencido de que toda acción tiene una reacción a corto o largo plazo, así que no se puede intentar cambiar el destino o las consecuencias serán muy malas.

Hay más cosas, los hermanos y el padre de Tru tienen su punto de protagonismo, aunque el personaje de su hermana mayor desaparece a lo largo de la primera temporada. Y está el chico guapo de turno, del que se enamora y que le corresponde pero al que por un motivo que no logro entender,  no le cuenta nada sobre su "rareza", prefiriendo tener problemas que seguir adelante con la relación.

Hay errores, también, el más evidente es que en el primer episodio se ve que Tru empieza a recibir peticiones de ayuda el primer día en que trabaja en la morgue y sin embargo cuando habla de lo que le ocurre, dice que tiene ese "poder" desde poco después de la muerte de su madre (que ocurrió siendo ella una niña).

Otro error es que su madre lleva muerta diez años, el jefe dice que la conoció, pero él llevaba sólo ocho años trabajando en la morgue, con lo cual es algo imposible haberla conocido allí.

Pero vamos, que fuera de esas cosas, era una serie entretenida que hubiera visto muy a gusto. Lástima de la cancelación.

Nivel 13, 1999








A veces te pones a ver una película sin esperar gran cosa y te llevas una sorpresa agradable. Eso es lo que me ha pasado con Nivel 13.

Me esperaba una película más, ya sabes, como cuando te digo que "ya la he visto" antes de verla, sabes qué esperar y todo eso. Pues no, es una historia sorprendente, una especie de muñeca rusa, en la que una está dentro de otra, ya sabes. Hay un giro inesperado y cuando piensas que ya está, te encuentras con otro más... y si te paras a pensar, te planteas que la cosa siga una y otra vez.

Ya sé que con lo que te estoy diciendo no te enteras de gran cosa, pero no puedo contarte más o te fastidiaré lo mejor de la película. Sólo te digo que si eres como yo, que disfruto cuando de repente una historia da un quiebro inesperado, esta película seguro que te gusta.

Te animo a verla. Me ha quedado una reseña pequeña y poco aclaratoria, pero es porque la película lo vale, no quiero estropearla.

Si la ves, espero que me cuentes qué te ha parecido.