jueves, 23 de octubre de 2014

The Knick, serie



El blog de therwis es un caldo de cultivo ideal para lo que yo llamo "mis buitreos". Y el último fue esta serie sobre médicos, ambientada en Nueva York en 1900.

Lo interesante es ver lo diferente que eran las cosas en la medicina en esa época, en la que se hacían operaciones en una especie de aula con asientos en gradas, ocupados por serios señores que asistían a las intervenciones (toma gérmenes y demás). Lo extraño es que alguien sobreviviera.

También muestran los focos de infección que eran las hacinaciones de emigrantes, en condiciones bastante insalubres, que podían dar inicio a relativas epidemias de enfermedades como el tifus.

El protagonista es un médico adicto a la cocaína, que se la inyecta ya entre los dedos de los pies porque en el resto de su cuerpo no hay una sola vena viable. Pasa sus noches en el barrio chino y tieen una mente muy científica, viendo siempre casos en lugar de personas para poder sobrevivir al fracaso y no sentir tanta culpabilidad.

Una monja abortista, una enfermera cándida, un médico negro al que rechazan por el color de su piel, un conductor de ambulancias (a caballo, claro) que trapichea con todo lo que encuentra, un director de hospital que está endeudado... hay toda clase de personajes en la serie, incluída una muchacha que hace "el trabajo de un hombre" y le encanta.

Para ser una serie de médicos que además tiene su pincelada digamos histórica al mostrar cómo era la práctica de la medicina al comienzo del siglo XX, no ha conseguido engancharme. De hecho vi los cuatro episodios que encontré en castellano, de un tirón. Pero entre la musiquilla que no le pega ni a la de tres y que el protagonista "psché", pues me parece que no voy a seguir viéndola. Eso sí, es fascinante ver lo muchísimo que ha cambiado la medicina en (relativamente) tan poco tiempo.


2 comentarios:

Margari dijo...

Uys, pues no me sonaba de nada. A pesar de ver que no te ha enganchado, la temática me llama, así que le voy a dar una oportunidad.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Espero que la disfrutes, es interesante ver cómo ha avanzado la medicina en relativamente poco tiempo y cómo se practicaba entonces.

Biquiños!