jueves, 16 de octubre de 2014

Pesadillas, P.D. Martin



La novela llegó a mi pantalla de forma accidental. Pero como estaba ahí, me puse a curiosear y acabé leyéndola.

Asesino en serie, ciencias del comportamiento, perfiles de criminales y una chica australiana. Creo que con eso resumo básicamente la esencia de la historia. Bueno, hay que añadir el detalle de que la muchacha tiene sueños / visiones en las que parece introducirse en la mente del asesino, lo cual le ayuda bastante a la hora de hacer los perfiles (su especialidad), pero también le causa desazón el ver "en directo" lo que les ocurre a las víctimas sin poder hacer nada por impedirlo.

Está bien, en general. Lo malo es que la fastidia al final. No puedo entrar en detalles por no contar cosas que no debo, pero hay un personaje que físicamente no está en condiciones de hacer lo que hace al final de la historia. Además, lo que se supone que tiene que ser un giro sorprendente en la historia, lo que consigue al menos en mi caso, es que piense "¿ein? menuda estupidez", aparte de que es algo que casi no es posible, hay cosas que no se pueden ocultar y más cuando el FBI te investiga, digo yo.

Pues eso, que la cosa va bien, es interesante pero el final me resultó un poco decepcionante. No sé si la autora quería hacer algo sorprendente o si es que ella misma no sabía salir del jardín en que se había metido y salió lo que salió.


2 comentarios:

Margari dijo...

Qué pena lo del final. NO creo que me anime, que tengo tanto del género pendiente que prefiero dejarlo pasar.
Besotes!!!

osheaa dijo...

Bueno, si tienes otras opciones, haces bien. Conste que el principio no está nada mal, pero el final creo que fastidia todo un poco.

Biquiños!