domingo, 28 de septiembre de 2014

X Men orígenes: Lobezno, 2009









Hacía tiempo que habíamos visto las películas de X Men y personalmente tenía ganas de volver a verlas, me apetecía básicamente porque quería algo entretenido y que fuera "seguro" después de los fiascos que vi.

No voy a hacer la reseña de las tres primeras películas de la saga, porque ya están en el blog. Pero sí de Lobezno, que además no había visto.

Me gustó, porque tiene un cierto regusto a las películas de acción que me gustan, con toques de humor a veces un poco ácido. Porque no hay tortas "porque sí". Porque tiene lo justo de todo, incluído romanticismo o intriga.

Hay una cosa que me intriga. A Logan (Lobezno), le implantan el adamantium para que sus garras sean prácticamente indestructibles. Con ellas corta todo tipo de material como si fuera mantequilla. Pero lo curioso es que las utiliza también para trepar y lo que me llama la atención es que las garras no corten (hacia abajo) el material en que están clavadas cuando Lobezno hace presión para impulsarse.

También me intriga saber qué fue del hermano. Supongo que en posteriores películas lo contarán.

Pues eso, como el resto de la saga, entretenida.

2 comentarios:

Margari dijo...

Que yo recuerde ahora mismo, en la segunda peli no se dice nada del hermano... Si me vas a hacer verla de nuevo!
Besotes!!!

osheaa dijo...

Pues vaya, me quedará la duda de qué le pasó al final.

Biquiños