domingo, 14 de septiembre de 2014

Rabia, Stephen King



Hubo un tiempo en el que era ver un título aún no leído de Stephen King (salvo la saga de La torre oscura, que no sé porqué no me llama nada), y lanzarme a leerlo sin pensar.

Pero ahora no es así. Ahora me ocurre eso y simplemente añado el título a la lista de lecturas pendientes, sin más.

Así que hacía tiempo que tenía esta novela para leer. Es cortita, tengo la impresión de que en su origen formaba parte de un libro tipo Las cuatro estaciones o Las dos después de medianoche, es decir, de un conjunto de dos o tres relatos demasiado largos para estar en una recopilación de relatos cortos y no lo bastante largos para justificar, en su momento, la edición en solitario.

Pero vamos a lo que vamos.

Es una de esas novelas de las que me gustan de King. De esas en las que no hay monstruos ni cosas raras, sino emociones y respuestas humanas. Las cosas que llevamos dentro y que muchas veces ni lo sabemos, porque salen en circunstancias muy extremas.

El argumento es relativamente sencillo: un adolescente que un día coge un arma y en el instituto dispara y mata a dos adultos, tomando como rehenes al resto de la clase durante unas horas.

Lo fascinante es cómo va cambiando la atmósfera del aula conforme pasa el tiempo y conforme van hablando los que están en ella. Lo que da miedo no es el arma, las balas o la violencia previa, lo que realmente "asusta" es cómo podemos cambiar en según qué circunstancias, las cosas que podemos llegar a hacer, los secretos que guardamos, las actitudes que tenemos....

No tiene nada que ver, pero me recuerda un poco a La larga marcha precisamente en eso, en el desarrollo de la situación y en el cambio de actitud de los personajes.

Te la recomiendo. No es de sustos ni de bichos ni nada así.

2 comentarios:

Margari dijo...

Este es el King que también me gusta. Me lo llevo!
Besotes!!!

osheaa dijo...

También me gusta a mí, espero que lo disfrutes y que me digas qué tal después :)